FANDOM



La princesa Aerea Targaryen fue la mayor de las hijas gemelas del príncipe Aegon Targaryen y su hermana esposa, la princesa Rhaena Targaryen. Tuvo una hermana gemela, Rhaella.[1]

Apariencia

Aerea es descrita como una niña de ojos púrpuras y cabello plateado. Era idéntica físicamente a su hermana gemela, Rhaella. Durante el tiempo en que se ocultaba del rey Maegor I Targaryen su cabello fue teñido, pero volvió a lucir los colores valyrios en su cabellera cuando fue presentada en la corte.[2]

Durante su infancia, Aerea era una niña tímida, asustadiza, de llanto fácil y dada a mojar la cama. Según el Gran Maestre Benifer, la princesa Aerea tenía miedo de los caballos, los perros, los niños con voces fuertes, los hombres con barba y el baile, y la aterrorizaban los dragones. Sin embargo, después de la coronación de su tío Jaehaerys I Targaryen en Antigua, Aerea pasó a ser vivaz, ingeniosa y aventurera. Pronto pasaba la mitad de sus días en las perreras, establos y el patio de los dragones. Este cambio en su carácter, así como el cambio simultáneo en el carácter de su gemela Rhaella, una novicia en el Septo Estrellado, provocó rumores de que durante su tiempo en Antigua las niñas habían sido cambiadas.[3]

A partir de entonces, se consideró que Aerea tenía un temperamento obstinado y terco[4] y una lengua audaz.[5] Para cuando tenía ocho años, se decía que Aerea amaba los caballos; luego diría que el tiempo que pasó trabajando en los establos de la Fortaleza Roja fueron los años más felices de su vida.[6]

Historia

Reinado de Maegor I Targaryen

Nacida en 42 d.C. en Roca Casterly, la princesa Aerea fue la mayor de las hijas gemelas de los príncipes Aegon y Rhaena Targaryen. Sus padres eran los hijos mayores del rey Aenys I Targaryen y la reina Alyssa Velaryon. Tuvo una hermana gemela menor, Rhaella.[7] Sus padres estaban bajo la protección de Lord Lyman Lannister en Roca Casterly, escondiéndose de los Clérigos Humildes que se habían alzado en rebelión contra la Casa Targaryen. Tras su nacimiento, el Septón Supremo declaró desde el Septo Estrellado que Aerea y su hermana eran abominaciones, malditas ante los dioses al ser fruto del incesto y la lujuria.

Cuando el rey Aenys I murió, su padre era el heredero al trono; no obstante, el hermano menor de Aenys, Maegor, se hizo con la corona. En 43 d.C., el príncipe Aegon trató de recuperar el trono, muriendo en el intento. Si Aegon era verdaderamente el rey, por ley su hija mayor Aerea era su heredera y por tanto podría reclamar ser la legítima Reina de los Siete Reinos. Sin embargo, Aerea solo tenía un año de edad y su madre sabía que si la declaraba como tal le costaría la vida. Para protegerla a ella y a su hermana, Rhaena les tiñó el pelo, cambió sus nombres y los envió con aliados poderosos, que las colocarían en hogares con buenos hombres que no tendrían ninguna idea de su verdadera identidad. De esa manera, ella no sabría donde se escondían, ni siquiera sería capaz de revelarlo bajo tortura.

Sin embargo, la reina Tyanna de Pentos encontró a las niñas y las llevó a la Fortaleza Roja. En 47 d.C., cuando Rhaena fue llamada a la corte para casarse con su tío Maegor I, Tyanna usó a Aerea y su hermana para asegurar la cooperación de Rhaena y el éxito de la ceremonia.[8]


Heredera al Trono de Hierro

Tras la boda de su madre Rhaena Targaryen y el rey, Maegor I declaró a Aerea su legítima heredera, hasta que alguna de sus esposas le diese un hijo. Al mismo tiempo, el tío de Aerea, Jaehaerys, fue desheredado. Poco después, en 48 d.C., la reina Rhaena escapó durante la noche con Aerea y la espada Fuegoscuro a lomos de Sueñafuego para unirse a su hermano Jaehaerys.[9][10]

Cuando Jaehaerys tomó el Trono de Hierro después de la muerte de Maegor, su reclamo fue cuestionado por algunos que sintieron que Aerea, como la heredera de su padre, tenía el reclamo más fuerte. Dada su corta edad y su naturaleza tímida, incluso su madre, Rhaena, estuvo de acuerdo en que no estaba en condiciones de gobernar y aceptó que Jaehaerys debería ser el rey.

Hacia finales de 48 d.C., Aerea viajó a Antigua para la coronación del rey. Nueve días después de la coronación, Aerea acompañó al nuevo rey Jaehaerys I Targaryen en su camino de regreso a Desembarco del Rey. Sin embargo, después de la visita a Antigua, la personalidad de Aerea cambió radialmente, convirtiéndose en una niña mucho más audaz y obstinada, mientras que Rhaella, que se quedó en Antigua, pasó a ser mucho más tímida y asustadiza. En ese momento, se creyó ampliamente que alguien había usado la presencia de ambas niñas en Antigua para cambiarlas. Sin embargo, esto nunca se probó y nadie se inclinó a cuestionar el posible engaño, ya que Aerea (o ahora Rhaella disfrazada de Aerea) era en ese momento la heredera del rey Jaehaerys I, hasta que éste tuviera hijos propios.[11]

En 50 d.C., después de que no poder deshacer el matrimonio secreto del rey Jaehaerys I con su hermana menor, la princesa Alysanne Targaryen, Lord Rogar Baratheon sugirió remover a Jaehaerys del trono antes de que alcanzara la mayoría de edad, y en su lugar coronar a la princesa Aerea. Por esto, Rogar fue destituido como Mano del Rey por su esposa Alyssa Velaryon, la reina regente. Esa noche, el hermano de Rogar, Ser Ronnal Baratheon, y una docena de sus hombres entraron por la fuerza en las habitaciones de Aerea para llevarse a la niña con ellos a Bastión de Tormentas. Sin embargo, Aerea ya había sido sacada de sus aposentos y disfrazada de una niña plebeya; con el cabello teñido de un marrón fangoso, Aerea pasó el resto de la regencia trabajando en un establo cerca de la Puerta del Rey, que consideró el momento más feliz de su vida.

Tras este fracaso, Lord Rogar envió a su hermano Orryn al Septo Estrellado en Antigua para exigir que el Septón Supremo entregara a la hermana de Aerea, Rhaella; planeaba obligarla a confesar que ella era la princesa Aerea real, para posteriormente coronarla reina. Sin embargo, este complot también falló.[12]

En 51 d.C., la reina Rhaena, la madre de Aerea, visitó la corte de su hermano Jaehaerys I para asistir a la segunda boda de Jaehaerys con su reina, Alysanne. Después de la boda, Rhaena exigió dos cosas, que Rocadragón le fuera entregado como su propio castillo, y el regreso de Aerea, de quien había estado separada desde la coronación de Jaehaerys en Antigua. El rey estuvo de acuerdo con ambos.[13]


Rocadragón

Aerea se mudó con su madre, la reina Rhaena Targaryen, a Rocadragón, pero despreciaba el lugar, ya que era muy diferente de la animada corte de Desembarco del Rey que había amado profundamente. Aerea no recordaba a su madre y Rhaena no sabía nada de su propia hija. Aerea se había visto obligada a dejar atrás a sus amigas y no encontró chicas de su misma edad en el castillo,y no se le permitía mezclarse con los pequeños de la isla. Mientras en la Fortaleza Roja había recibido innumerables atenciones como heredera del rey, las mujeres de Rocadragón le prestaron poca atención, a excepción de Elissa Farman. Tan infeliz como Aerea, Elissa a menudo hablaba de regresar a los "amplios mares occidentales", y Aerea rogaba que se le permitiera ir con ella.

Rhaena presentó a Aerea a los dragones que residían en la isla y la animó a reclamar uno, para que pudiera volar algún día. Con los dragones como los únicos amigos que tenía en la isla, Aerea comenzó a contar los días hasta que pudiera montar uno para irse volando.

En 53 d.C., Aerea fue finalmente reemplazada como la heredera del rey Jaehaerys I cuando la reina Alysanne dio a luz a la princesa Daenerys. Aerea no estaba contenta de ser desplazada por la joven princesa. Para entonces, Aerea se había vuelto obstinada y desafiante, se ausentaba de las oraciones, lecciones y comidas, y se dirigía a los miembros de la corte de su madre con nombres como "Ser Estúpido", "Lord Caracerdo" o "Lady Pedorra".

Al año siguiente, Lady Elissa Farman, la única amiga de Aerea en la isla, se despidió de Rocadragón. Aunque Aerea le suplicó a Elissa que se quedara o que la llevara con ella, Elissa se negó y se fue. Después de que las amigas de la reina Rhaena fueran asesinadas con veneno por su esposo, Ser Androw Farman, más tarde ese año, la reina Alysanne visitó la isla para consolar a su hermana y sobrina. Enfurecida, Aerea rechazó a la reina, afirmando que no le importaba que las mujeres estuvieran todas muertas. También expresó enojo por la posición de Daenerys como heredera del trono y por el hecho de que su madre había colocado una vez un huevo de dragón en la cuna de Alysanne, pero no había hecho nada por Aerea, sino que la había abandonado para irse a Isla Bella. Aerea le rogó a su tía que la llevara de vuelta a Desembarco del Rey con ella, pero cuando Alysanne abordó el tema con Rhaena, la idea fue rechazada de inmediato. Rhaena convocó a Aerea esa noche y se pelearon furiosamente. Aerea se negó a hablar con Alysanne después.[14]


Desaparición y regreso

Aerea desapareció de Rocadragón hacia finales de 54 d.C. a lomos del dragón Balerion, que había hecho su guarida en la isla después de la muerte de su jinete anterior, el rey Maegor I Targaryen.

La madre de Aerea, la reina Rhaena, creyó que Aerea había regresado a Desembarco del Rey, pero al llegar a la capital descubrió que Aerea no estaba allí. Se enviaron cuervos a todos los señores de los Siete Reinos, para que informaran cualquier avistamiento de Aerea o Balerion,[15] y más tarde a los agentes e informadores que Rego Draz, el Consejero de la Moneda del rey, tenía en Essos. La mayoría de los informes resultaron inútiles y ninguno dio con el paradero de Aerea o el dragón.[16] Mientras tanto, Rhaena voló en su propio dragón, Sueñafuego, a través de los Siete Reinos en busca de Aerea.[17]

Como no había señales de Aerea, el rey Jaehaerys comenzó a temer que estuviera muerta y reconoció al Consejo Privado que probablemente Balerion la había arrojado de su espalda. El septón Barth no estuvo de acuerdo, diciendo que Balerion probablemente habría regresado a su guarida en Rocadragón si de repente hubiera estado sin un jinete. Como Balerion no había sido visto en ninguna parte de Poniente, Barth sugirió que habían ido al este.

Aerea y Balerion estuvieron desaparecidos por más de un año, pero finalmente regresaron a Desembarco del Rey en el decimotercer día de la cuarta luna de 56 d.C., con una Aerea gravemente enferma aferrada a la espalda del dragón. La princesa estaba casi irreconocible; delgada como un palo y cubierta de andrajos por toda ropa. Su cabello estaba enmarañado y enredado, y sus ojos estaban ensangrentados. Tras pronunciar "Yo nunca...", Aerea se desplomó. Fue llevada al Gran Maestre Benifer por Ser Lucamore Strong de la Guardia Real.[18]


Muerte

Muerte de Aerea Targaryen by Douglas Wheatley©

El Gran Maestre Benifer junto a Aerea by Douglas Wheatley©

El Gran Maestre Benifer trató a Aerea en sus aposentos junto al septón Barth, quien había sido convocado para administrar los ritos mortuorios. Sólo los dos hombres presenciaron sus últimas horas; el maestre prohibió la entrada a todos los demás, incluidos el rey y la reina. Benifer le dio a Aerea leche de amapola y, para reducir su fiebre, sumergió a la princesa en una tina de hielo, pero nada ayudó. Había llegado a la Fortaleza Roja por la mañana. A la hora del murciélago, después del atardecer, el septón Barth anunció que Aerea había muerto. Fue incinerada al día siguiente al amanecer.

Se anunció que Aerea había muerto de fiebre, lo cual era solo parcialmente cierto. Ser Lucamore Strong dijo que la fiebre de la princesa era tan fuerte que podía sentirla a través de su armadura. Tenía sangre en los ojos y había "algo dentro de ella, algo en movimiento", dijo el caballero hasta que el rey le prohibió hablar de la princesa. Benifer no dejó cuenta de la muerte de Aerea, pero según una cuenta en los documentos privados de Barth, la fiebre de Aerea era diferente a todo lo que había visto antes. El septón la describió como ardiente, con una piel roja y con apenas una onza de carne sobre sus huesos, pareciendo demacrada y hambrienta.

Barth informó que las "hinchazones" se movían debajo de la piel de la princesa, posiblemente buscando una forma de escapar y causando un gran dolor. Él escribió que Aerea a menudo rogaba por la muerte. A Barth le pareció que Aerea se estaba cocinando desde dentro. Su carne se volvió más oscura hasta que se parecía a chicharrones de cerdo; humo salía de su boca, nariz y sus partes privadas. Los ojos de Aerea se cocinaron dentro de su cráneo hasta que estallaron. Cuando la princesa fue bajada a la tina de hielo, "cosas viscosas e indescriptibles" emitieron sonidos horribles debajo de su piel, uno tan largo como su brazo, pero las "criaturas de calor y fuego" murieron por el frío del hielo.

Los orígenes de las criaturas que vivieron dentro de Aerea son desconocidos. Barth especuló que Balerion, no Aerea, había elegido su destino; Balerion regresó a su hogar, donde probablemente vivían criaturas malditas como las que se encuentraron dentro de Aerea, siendo las únicas criaturas vivientes que quedaban en Valyria tras la Maldición.

Se envió un cuervo a la reina Rhaena en Estermont, pero cuando llegó, Aerea ya había sido incinerada. Rhaena viajó a la Fortaleza Roja, donde tomó posesión de las cenizas de su hija. Aunque el rey Jaehaerys ofreció enterrar la ceniza en Rocadragón con otros Targaryens, Rhaena declaró que Aerea había odiado a la ilsa y siempre había querido volar. Tomó las cenizas de Aerea hacia el cielo sobre Sueñafuego y las esparció a los vientos.

Tras la muerte de Aerea, Balerion se convirtió en el primer dragón en residir en el Pozo Dragón, custodiado por los nuevos Guardianes de los Dragones. Barth comenzó estudios que lo llevaron a escribir Dragones, anfípteros y guivernos. Historia antinatural. Probablemente habló sobre la muerte de la princesa con el rey Jaehaerys, quien emitió un edicto que prohibía a cualquier barco sospechoso de haber visitado las islas Valyrias o navegado el Mar Humeante de atracar en cualquier puerto del reino. Cualquier ponienti que visitara Valyria sería ejecutado.[19]

Familia

 
 
 
 
 
Valaena
Velaryon
 
 
 
 
 
Aerion
 
 
 
 
 
?
 
Argilac
Durrandon
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Visenya
 
 
 
Aegon I
 
 
 
Rhaenys
 
Orys
Baratheon
 
 
 
 
 
Argella
Durrandon
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ceryse
Hightower
 
Maegor I
 
 
 
Aenys I
 
Alyssa
Velaryon
 
 
 
 
Casa
Baratheon
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Alys
Harroway
 
 
 
 
 
Rhaena
 
Aegon
 
Viserys
 
Jaehaerys I
 
Alysanne[20]
 
Vaella
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Tyanna
de Pentos
 
 
 
 
Aerea
 
Rhaella
 
Aegon
 
Jocelyn
Baratheon
 
Aemon
 
Rodrik
Arryn
 
Daella
 
Baelon
 
Alyssa
 
Daenerys
 
Vaegon
 
Maegelle
 
Valerion
 
Viserra
 
Gaemon
 
Saera
 
Gael
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Jeyne
Westerling
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Rhaenys
 
 
 
 
 
Aemma
Arryn
 
 
 
Viserys I
 
 
Daemon
 
Rhea
Royce
 
Aegon
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Elinor
Costayne
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Rhaenyra
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Laena
Velaryon
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.