FANDOM



Ser Alfred Broome fue un caballero de la Casa Broome durante la Danza de los Dragones.[1]

Carácter

Alfred es descrito como un hombre tosco de carácter agrio.[2]

Historia

Ser Alfred se unió a la guarnición de Rocadragón durante el reinado de Jaehaerys I Targaryen. En el momento en que estalló la guerra civil, Ser Alfred ya era el caballero más anciano de la isla. Cuando Rhaenyra Targaryen lideró a los Negros en la caída de Desembarco del Rey, nombró a Ser Robert Quince como castellano de Rocadragón, pasando por alto a Ser Alfred.

Sin que Rhaenyra lo supiera, su medio hermano Aegon y su dragón Fuegosol se escondieron en la isla. Los partidarios de Aegon, los Verdes, encontraron potenciales aliados en la guarnición del castillo. Ser Alfred dejó clara su intención de traicionar a la reina a cambio de una promesa de señoría, tierras y oro si Aegon recuperaba el trono. Participó en el golpe contra Ser Robert, matando personalmente al castellano con una lanza. Tras el duelo entre Fuegosol y Danzarina Lunar, Ser Marston Mares evitó que Ser Alfred asesinara a Baela Targaryen.

Cuando Rhaenyra y sus escasos compañeros llegaron a Rocadragón tras el asalto a Pozo Dragón, Ser Alfred los esperaba con cuarenta hombres para llevarlos al castillo. Al llegar, Ser Alfred ordenó asesinar a los caballeros de la Guardia de la Reina, Ser Harrold Darke, Ser Adrian Redfort y Ser Loreth Lansdale. Dicen que fue Ser Alfred quien agarró a la princesa hasta Fuegosol; su capa se incendió cuando el dragón carbonizó a Rhaenyra. Tras el asesinato de la reina, el caballero le aconsejó a Aegon II que matara al hijo de su hermana, Aegon el Joven, pero el rey decidió mantener al niño con vida como rehén.[3][4]

Cuando el rey Aegon regresó a Desembarco del Rey a finales de 130 d.C., Ser Alfred fue uno de sus acompañantes. Tras recuperar la Fortaleza Roja de manos de Trystane Fuegoeterno, uno de los pretendientes que se alzó ante el vacío de poder, y de sus hombres, Ser Alfred fue el encargado de cortar la cabeza del joven con Fuegoscuro.

Meses después, Desembarco del Rey fue asediada por las fuerzas de los Negros; el rey Aegon ordenó a Ser Alfred que rebanara una oreja a su sobrino, Aegon el Joven, y que se lo enviase a sus asediadores como recordatorio de que tenía al niño de rehén. Sin embargo, cuando el caballero se disponía a cruzar el puente levadizo del Torreón de Maegor se encontró con Ser Perkin y seis de sus hombres que, tras obstaculizarle el paso, lo empujó al foso, donde Ser Alfred pasó dos días contorsionándose en las púas de hierro antes de morir.[5]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.