Bosque de Dioses en Invernalia (Game of Thrones)

Los Antiguos Dioses de los Hijos del Bosque son numerosos espíritus sin nombre de las piedras, la tierra y los árboles. Se desconoce el nombre que los Hijos les daban y son conocidos como Antiguos Dioses en contraposición a los Nuevos Dioses traídos por la Fe de los Siete, que reemplazó su culto en casi todo el continente, excepto el Norte y entre los salvajes más allá del Muro.

Historia

Paolo Puggioni©

Los Antiguos Dioses eran venerados en todo Poniente por los Hijos del Bosque desde antes de la historia escrita, miles de años antes que los Primeros Hombres llegaran desde el este. Los Primeros Hombres talaron los bosques de arcianos como parte de la guerra en contra de los Hijos del Bosque. Al pasar el tiempo, los Primeros Hombres hicieron las paces con los Hijos del Bosque y adoptaron sus dioses.

Tras la llegada de los Ándalos a Poniente, los espíritus recibieron el nombre de Antiguos Dioses y la práctica de su culto quedó restringida al Norte y a las tierras de más allá del Muro, a excepción de algunas casas sureñas como los Blackwood.

Los matrimonios concertados en las Ferias de Viudas entre soldados norteños y viudas de las Tierras de los Ríos, durante el reinado de Aegon III Targaryen, contribuyeron a reavivar y extender el culto a los Antiguos Dioses al sur del Cuello.[1]

Teología

Rostro en un árbol corazón (Game of Thrones)

Los Antiguos Dioses parecen ser una religión animista. Los antiguos verdevidentes de entre los Hijos del Bosque eran considerados una especie de chamanes, y se dice que podían comunicarse con los animales y aves, y ver a través de los ojos de los arcianos. Estos árboles son sagrados y constituyen el cuerpo de los dioses y que es a ellos donde va la persona al morir, convirtiéndose en parte del bosque.[2] No hay organización, clero, movimientos evangélicos o textos sagrados, pero los seguidores pasan algunas tradiciones de generación en generación.

Algunas acciones, como el incesto,[3] el asesinato de alguien que lleve la misma sangre que el asesino[4] y la trata de esclavos[5] se consideran ofensas a los dioses, mientras que las leyes de hospitalidad eran sagradas y respetadas.[6]

Los arcianos con rostros tallados en la corteza se denominan árboles corazón y se consideran sagrados. Las oraciones, juramentos y matrimonios se realizan en presencia de un árbol corazón. Los rostros fueron grabados en los bosques de arcianos por los Hijos del Bosque, pero se desconoce su significado o propósito. En la antigüedad, todas las casas nobles tenían un Bosque de Dioses con un árbol corazón en el centro, pero la mayoría de las familias dejaron de venerar a los Antiguos Dioses para pasar al culto de la Fe, por lo que estos bosques se han convertido en simples jardines.

Según se afirma en Casada con el mar: historia de la ciudad de Puerto Blanco desde sus primeros días, se realizaron sacrificios de sangre hasta los dos siglos previos a la Guerra de la Conquista.[7]

Citas

"Machos y hembras cazaban juntos, con arcos de arciano y trampas arrojadizas. Sus dioses eran los dioses del bosque, del arroyo, de la piedra, los antiguos dioses cuyos nombres son secretos." - Maestre Luwin a Bran[8]


"Los secretos de los viejos dioses. Las verdades que conocían los primeros hombres, ya olvidadas en Invernalia… pero no en los humedales. Nosotros vivimos más cerca de la vegetación, en ciénagas y pantanos, y aún recordamos. Tierra y agua; suelo y piedra; robles, olmos y sauces, todo estaba aquí antes que nosotros y seguirá aquí cuando nos hayamos ido." - Jojen Reed mencionando qué es lo que no olvidan los árboles.[9]


"Están tristes. No pueden ayudar a tu señor hermano allí donde va. Los antiguos dioses no tienen poder en el sur, talaron los arcianos hace miles de años. ¿Cómo van a velar por tu hermano, si no tienen ojos?" - Osha[10]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.