Hielo y Fuego Wiki
Advertisement
Hielo y Fuego Wiki


El rey Argilac Durrandon, mejor conocido como Argilac el Arrogante, fue el último Rey de la Tormenta que gobernó las Tierras de la Tormenta antes de la Conquista de Aegon.

Apariencia y Carácter[]

Argilac es descrito como un rey guerrero, con una melena de pelo negro. Para el tiempo de la Guerra de la Conquista, Argilac era ya un hombre mayor que había dejado atrás su mejor momento, y cuyo cabello se había vuelto gris.[1]

Historia[]

El reino de las Tierras de la Tormenta se había visto reducido con los años por los constantes conflictos con Dorne y Altojardín. Su último conflicto de interés fue con el Rey de las Islas del Hierro y las Tierras de los Ríos, Harren el Negro. En tres generaciones, los Reyes Tormenta habían perdido todas las tierras al norte del Aguasnegras. Cuando era sólo un niño, Argilac acabó con una invasión dorniense, cruzó el Mar Angosto para unirse a la gran alianza contra Volantis y veinte años después asesinó a el Rey del Dominio Garse VII Gardener en la Batalla de Campoestivo. Al envejecer, su famosa melena de pelo negro se había encanecido y su destreza con las armas se había desvanecido.[2]

Guerra de la Conquista[]

Envoy Hands by Douglas Wheatley©

La respuesta de Argilac by Douglas Wheatley©

Por la amenaza que sentía por parte del rey Harren el negro, el rey Argilac pensó formar una alianza con Lord Aegon Targaryen, Señor de Rocadragón, ofreciéndole la mano de su única hija en matrimonio y algunas tierras como dote, las que comprendían todas las tierras al este del Ojo de Dioses desde el Tridente hasta el Aguasnegras. Aegon, que ya estaba casado con sus hermanas Visenya y Rhaenys, no deseaba una tercera esposa; además, las tierras que serían cedidas habían pertenecido por más de una generación a los Reyes de las Islas del Hierro. Rechazó la oferta y y propuso una propia: aceptaría dichas tierras si se cedían las tierras del Garfio de Massey, los bosques y llanuras entre el río Aguasnegras y el río Aguastortas y los comienzos del Mander, y propuso que le fuese concedida la mano de la princesa Argella a su amigo de toda la vida y medio hermano Orys Baratheon. El rey Argilac se sintió insultado con la oferta: cortó las manos del mensajero y las metió en una caja, la que devolvió a Aegon con el mensaje:

“Estas son las únicas manos que vuestro bastardo obtendrá de mí”
Orys contra Argillac by Douglas Wheatley©

Orys y Argilac combatiendo by Douglas Wheatley©

Aegon llamó a sus consejeros y a sus hermanas y planeó su próximo movimiento: envió mensajes a todos los reyes de los Siete Reinos diciendo que sólo habría un rey y prometiendo que todos aquellos que se rindieran conservarían sus tierras y títulos. El rey Argilac se rehusó a rendirse. Luego de esto, Aegon se proclamó Señor de los Siete Reinos y Rey de Poniente y envió a Orys y a Rhaenys a tomar Bastión de Tormentas. Argilac no quiso ser atacado y quedar atrapado en su propio castillo como el rey Harren, por lo que salió a enfrentarlos a campo abierto. Atacó las fuerzas de Aegon durante una tormenta, por lo que la batalla sería conocida como "La Última Tormenta". Las fuerzas de Argilac superaban al ejército de Orys por dos a uno, pero Rhaenys y su dragón Meraxes marcaron la diferencia. Orys se enfrentó cara a cara con Argilac y lo mató en combate singular.

Legado[]

Su hija, la princesa Argella, cuando se enteró de la muerte de su padre se encerró en Bastión de Tormentas y se declaró Reina de la Tormenta. Sin embargo, su guarnición la traicionó, y la entregó a Orys, quien la trató con delicadeza.[3]

Para recompensar a Orys, Aegon le dio las tierras y la mano de Argella.[4] Orys conservó el emblema, honores y lema de los Reyes de la Tormenta.[5]

A través de la descendencia de Orys y Argella el linaje de Argilac continuó vivo en la Casa Baratheon, y sus descendientes seguirían gobernando las Tierras de la Tormenta los siglos siguientes.

Referencias[]

Advertisement