FANDOM



Lord Bartimos Celtigar fue cabeza de la Casa Celtigar y Señor de Isla Zarpa durante la Danza de Dragones.

Carácter

Bartimos era considerado un hombre implacable, incorruptible, ingenioso, y muy rico. Era ya un hombre de avanzada durante la Danza de los Dragones.[1]

Historia

Lord Bartimos dio su apoyo a la princesa Rhaenyra Targaryen en su pretensión al trono. Instó a la reina a usar su ventaja numérica con los dragones para tomar Desembarco del Rey, pero Rhaenyra estuvo de acuerdo con el cauteloso príncipe Daemon Targaryen.[2]

Después de que Rhaenyra tomase el control de Desembarco del Rey, Lord Bartimos se convirtió en el Consejero de la Moneda de su Consejo Privado. El tesoro de la Corona estaba completamente vacío, y Rhaenyra necesitaba desesperadamente liquidez, ya que los Verdes habían enviado tres cuartas partes del oro para su custodia, y pasaron el resto antes de la caída de la capital. Se reinstauraron los impuestos que su ancestro Edwell Celtigar promulgó una vez, aunque Bartimos fue un paso más allá. Los impuestos sobre el vino y la cerveza se duplicaron, y las tarifas portuarias se triplicaron. A cada mercader se le cobraba una tarifa para mantener sus puertas abiertas, y los posaderos debían pagar un venado plateado por cada cama en su posada.[3]

Después de los traiciones de Ladera, Bartimos instó a Rhaenyra a arrestar a Ser Addam Velaryon y Ortigas.[4] Más tarde proclamó que se colocara un impuesto por cualquier niño nacido fuera del matrimonio, lo que ayudaría a llenar las arcas reales y desalentaría el nacimiento de más bastardos. Cuando estallaron los disturbios en Desembarco del Rey, el grupo de Lord Bartimos fue asaltado por una multitud, sus sirvientes se volvieron contra él o huyeron, y su pariente Arthor fue derribado. Bartimos fue atado a un poste y fue torturado hasta que reveló todos los lugares de su riqueza. Luego, un curtidor llamado Wat informó a Bartimos que no había pagado el "impuesto de la polla" y que por lo tanto, su virilidad se había perdido. Más tarde, Wat cabalgó por las calles en un caballo robado, mostrando la cabeza decapitada y los genitales de Lord Bartimos a la multitud, y declarando el fin de todos los impuestos.[5]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.