Hielo y Fuego Wiki
Advertisement
Hielo y Fuego Wiki

La Batalla de la orilla del lago, llamada también Pasto de Peces o Carnada para Peces por sus participantes, fue una batalla acaecida a lo largo de la orilla occidental del Ojo de Dioses durante la Danza de los Dragones. Es considerada la batalla terrestre más sangrienta de toda la guerra civil.[1]

Antecedentes[]

Durante la Danza de los Dragones, la Casa Lannister de las Tierras del Oeste apoyó a Los Verdes, mientras que la Casa Stark y la mayoría de los señores de las Tierras de los Ríos apoyaron a los Negros. Lord Jason Lannister lideró un ejército hacia el este en apoyo de Aegon II Targaryen, pero Jason fue asesinado por Pate de Hojalarga en la Batalla del Forca Roja, y Ser Adrian Tarbeck fue asesinado más tarde por Ser Harry Penny. El ejército Lannister marchó lentamente debido a la avanzada edad de su nuevo comandante herido, Lord Humfrey Lefford.

Cuando llegaron a la orilla occidental del Ojo de Dioses, Lord Lefford descubrió que se enfrentaba a Lord Roderick Dustin con dos mil Lobos del Invierno, Lord Forrest Frey con doscientos caballeros y seiscientos soldados de infantería, y Robb Ríos con trescientos arqueros de Árbol de los Cuervos. Las fuerzas del Oeste se enfrentaron rápidamente a otra amenaza desde el sur, cuando Ser Pate de Hojalarga llegó con sobrevivientes de batallas anteriores en la guerra, así como los señores de la Casa Bigglestone, la Casa Chambers y la Casa Perryn. El cauteloso Humfrey no se apresuró a enfrentarse a ninguna de las fuerzas enemigas, y así quedar fuera de posición en el campo, sino que tomó una posición defensiva con la retaguardia hacia la orilla del lago. Humfrey luego envió cuervos a Harrenhal para buscar la ayuda del príncipe Aemond Targaryen, pero Robb el Rojo abatió a una decena de cuervos. Los Negros recibieron más refuerzos con la llegada de más señores de los Ríos al día siguiente, incluidos Ser Garibald Grey, Lord Jon Charlton y el joven Lord Benjicot Blackwood.

A pesar de acorralar al ejército Lannister, los comandantes de los Negros se enfrentaban ahora a una difícil decisión: los Lannister se habían replegado a una posición defensiva, por lo que un asalto directo aún resultaría en grandes pérdidas. No obstante, no podían simplemente esperar a que el ejército Lannister se muriera de hambre, porque las huestes de Aemond finalmente se darían cuenta de que las comunicaciones habían cesado, y se apresurarían a ayudar a los Lannister, trayendo al dragón de Aemond, Vhagar. Por lo tanto, Lord Dustin y los otros comandantes de los Negros decidieron atacar la posición Lannister mientras aún podían.[2]

Desarrollo[]

El ejército de las Tierras del Oeste fue atacado al amanecer de la mañana siguiente. Los Lobos del Invierno lideraron el ataque, su caballería cargó contra los lanceros de los Lannister cinco veces, pero sufrieron graves pérdidas en el intento. Atacados por los Negros desde tres lados, los soldados Lannister se vieron obligados gradualmente a retroceder hacia el Ojo de los Dioses. Cientos murieron luchando entre los juncos del lago, y otros cientos se ahogaron mientras intentaban escapar.[3]

La batalla degeneró en una carnicería y, en última instancia, fue la batalla terrestre más sangrienta de toda la guerra; el alto número de bajas hizo que sus participantes la llamaran "Carnada para Peces". Los Negros perdieron a los señores Frey, Bigglestone y Charlton, y dos tercios de los soldados del Norte murieron o resultaron heridos. Los Verdes perdieron a su comandante, Lord Lefford, así como a los señores Swyft y Reyne, y a los caballeros Clarent Crakehall y Emory Colina. El joven Lord Blackwood sollozó cuando vio las pilas de cadáveres.[4]

Situación tras la batalla[]

El ejército principal de los Lannister fue totalmente destruido en la batalla, la flor y nata de la caballería de todas las Tierras del Oeste fue aniquilada en un solo día. Con solo fuerzas remanentes para defender su territorio, Dalton Greyjoy se alió de forma oportuna con Rhaenyra Targaryen para que los Hombres del Hierro pudieran saquear las costas de las Tierras del Oeste, saqueando Lannisport pero sin poder tomar Roca Casterly. A pesar de su desproporcionada victoria, los ejércitos de los Negros en las Tierras de los Ríos también fueron gravemente dañados en el baño de sangre.

En respuesta a la aplastante derrota de los Verdes, el príncipe Aemond y Ser Criston Cole abandonaron Harrenhal. Aemond libró una guerra de guerrillas sobre Vhagar, y Criston se dirigió al sur para encontrarse con Lord Ormund Hightower. Los hombres de los Ríos victoriosos evitaron enfrentarse directamente a las huestes de Criston, pero lo desgastaron con emboscadas y otras tácticas, que incluyeron organizar los cuerpos de los soldados caídos de la Carnada para Peces en exhibiciones espantosas, para asustar a las huestes de Criston. Los hombres de las tierras ribereñas (y los pocos Lobos delInvierno supervivientes) finalmente acorralaron al ejército debilitado de Criston en el Baile de los Carniceros.[5][6]

Referencias[]

Batallas y eventos de la Danza de los Dragones
Advertisement