Hielo y Fuego Wiki
Advertisement
Hielo y Fuego Wiki


La Batalla del Aguamiel fue una batalla acaecida orillas del río Aguamiel durante la Danza de los Dragones.[1]

Antecedentes[]

Dado que los principales partidarios de Aegon II Targaryen eran la Casa Hightower, la familia de su madre Alicent Hightower, los Verdes asumieron que los señores y las tierras del Dominio se pondrían de su lado. En cambio, muchos de los principales señores del norte y este del Dominio se declararon a favor de Rhaenyra Targaryen incluidas la Casa Caswell, la Casa Rowan y la Casa Tarly. Varios de los propios vasallos de los Hightower se declararon a favor de Rhaenyra, como la Casa Beesbury y la Casa Costayne. Con el Dominio dividido entre Negros y Verdes, y Lord Lyonel Tyrell de Altojardín siendo solo un bebé, su madre regente declaró a la Casa Tyrell neutral en la guerra civil. En lugar de marchar rápidamente ejércitos desde el Dominio para unirse a los otros ejércitos de los Verdes, los Hightower y sus aliados tuvieron que luchar lentamente a través de su propia región.

Tras las primeras victorias de los Negros en las Tierras de los Ríos, Ser Otto Hightower, la Mano del Rey, envió mensajes a su sobrino, Lord Ormund Hightower, para que desplegara el gran ejército Hightower para sofocar estas rebeliones en el Dominio. Ormund reunió un gran ejército y marchó fuera de Antigua, solo para ser rápidamente atacado por las fuerzas enemigas. Si bien el ejército Hightower los superaba en número, las fuerzas de los Negros los enfrentaron desde múltiples direcciones, y utilizaron tácticas de acoso para frenar su avance. Alan Tarly y Alan Beesbury unieron fuerzas para atacar los campamentos de Ormund día y noche, matar a sus exploradores y provocar incendios en su línea de marcha. Más al sur, Lord Owen Costayne subió desde Tres Torres para hostigar a los Hightower en su retaguardia. Estos ataques relámpago desde múltiples direcciones duraron varios meses, pero los Hightower no lograron detener a los rebeldes.

A finales de año, Ormund recibió noticias aún peores: un ejército de tamaño similar al suyo descendía desde el norte del Mander, liderado por Thaddeus Rowan. Enfrentado con enemigos por delante y atrás, en lugar de avanzar, Ormund decidió detenerse y acampar en una posición defensiva a lo largo del Aguamiel. Permaneció allí durante varias semanas, mientras enviaba mensajes a Desembarco del Rey instando a Aegon II Targaryen y a su hermano Aemond Targaryen a enviar uno de sus dragones para ayudarlos. Sin embargo, Aegon II había resultado gravemente herido en la Batalla de Reposo del Grajo, y Aemond, furioso, decidió que la mayor amenaza era su tío Daemon Targaryen en Harrenhal, por lo que ignoró los pedidos de ayuda de Ormund, y llevó a Vhagar con su ejército restante a las Tierras de los Ríos.

El ejército Hightower abandonó Antigua poco después de que comenzara la guerra en las Tierras de los Ríos, mientras que Ormund detuvo su avance poco después de la Batalla de Reposo del Grajo. El ejército de Rowan llegó a aproximadamente tres semanas después del comienzo del nuevo año 130 d.C..[2]

Desarrollo[]

En la tercera semana del año 130 d.C., el ejército de Ormund Hightower quedó atrapado entre dos ejércitos mientras se encontraban atrincherados en las orillas del río Aguamiel. Desde el noreste, Lord Thaddeus Rowan y Tom Flores, el Bastardo de Puenteamargo, llegaron con una gran hueste de caballeros. Ser Alan Beesbury , Lord Alan Tarly y Lord Owen Costayne unieron sus fuerzas más pequeñas y atacaron a los Hightower por la retaguardia, cortándoles la retirada hacia el sur, hacia Antigua.[3]

Atacados por el frente y la retaguardia, las líneas de Lord Hightower comenzaban a desmoronarse, y la derrota parecía casi una conclusión inevitable. Justo en ese momento, una sombra enorme apareció en el cielo sobre ellos: el príncipe Daeron sobre su dragón, Tessarion. Fue entonces cuando la batalla se inclinó a favor de las fuerzas de Aegon II, y la derrota comenzó con grandes pérdidas en la retirada.

Tom Flores murió en la batalla, y Lord Owen Costayne fue mortalmente herido por Jon Roxton, empuñando la espada de acero valyrio Hacedora de Huérfanos. Tanto Alan Tarly como Alan Beesbury fueron hechos prisioneros. El único comandante de los Negros que logró escapar fue Thaddeus Rowan, quien se retiró al norte con los restos de su ejército.[4]

Situación tras la batalla[]

La batalla fue un duro golpe para los Negros, ya que puso fin a sus operaciones ofensivas en el Dominio. Además de que sus ejércitos fueron destruidos, la mayoría de los principales comandantes de los Negros del Dominio murieron o fueron capturados en la batalla. Thaddeus Rowan fue la única excepción, aunque aparentemente también se arrodilló varios meses después.

Apenas quince días después de la devastadora Batalla del Gaznate, Lord Bar Emmon sugirió que había llegado el momento de negociar la paz. En cambio, las recientes tragedias empujaron a Rhaenyra Targaryen a realizar un arriesgado ataque en Desembarco del Rey, ya que el plan estratégico de Daemon había atraído a Aemond y a la mayoría de los defensores de la ciudad a las Tierras de los Ríos.

Daeron Targaryen fue aclamado como un héroe ese día, y nombrado caballero por Lord Ormund Hightower con la espada larga de acero valyrio Vigilancia. Daeron dijo modestamente que Tessarion era el verdadero héroe de la batalla.

Sin embargo, la batalla logró frenar el avance del gran ejército Hightower, impidiendo indirectamente que los Verdes del Dominio ayudaran a los Verdes del norte. Los ejércitos de las Tierras del Oeste fueron aniquilados en la Batalla de la orilla del lago, mientras que los ejércitos de los Verdes de las Tierras de la Corona fueron destruidos en el Baile de los Carniceros.

Con el joven Tessarion uniéndose al ejército Hightower, ninguno de los Negros que quedaban en el Dominio pudo hacerles frente. Lord Ormund y el príncipe Daeron impusieron la sumisión de los Rowan de Sotodeoro, los Oakheart de Roble Viejo y los señores de las Islas Escudo. El ejército Hightower pasó los meses siguientes avanzando lentamente por el Camino de las Rosas, aplastando a cualquier fuerza de los Negros que intentara hostigarlos. Daeron en Tessarion resultó clave para explorar por delante del ejército principal desde el aire, para darles una advertencia anticipada de las trampas y emboscadas enemigas.

Finalmente sitiaron Granmesa, luego saquearon Puenteamargo, donde cruzaron nuevamente el Mander y avanzaron hacia el este hacia Desembarco del Rey, lo que condujo a la Primera Batalla de Ladera.[5]

Referencias[]

Batallas y eventos de la Danza de los Dragones
Advertisement