Hielo y Fuego Wiki
Advertisement
Hielo y Fuego Wiki

La Batalla del Gaznate fue una batalla naval que tuvo lugar en el Gaznate, durante la Danza de los Dragones. Es considerada una de las batallas más sangrientas de la historia.[1]

Antecedentes[]

La Casa Velaryonbloqueó el Gaznate y controló el acceso a la Bahía del Aguasnegras al comienzo de la guerra civil. Después del asalto a Harrenhal por parte del príncipe Daemon Targaryen y otros golpes a los Verdes, Ser Otto Hightower, la Mano del Rey Aegon II Targaryen, tramó un plan para romper el bloqueo de la Flota Velaryon. Otto se acercó a través del mar Angosto a los enemigos del príncipe Daemon, la Triarquía, con la esperanza de persuadirlos para que actuaran contra la Serpiente Marina, Lord Corlys Velaryon. El plan de Otto llevó tiempo, y Aegon II finalmente se quedó sin paciencia con las prevaricaciones de su abuelo, reemplazándolo como Mano por Ser Criston Cole.

Los planes de Otto finalmente dieron sus frutos, ya que el Consejo de la Triarquía aceptó su oferta de alianza en Tyrosh. Noventa buques de guerra, comandados por el almirante Sharako Lohar de Lys, salieron de los Peldaños de Piedra bajo los estandartes de las Tres Hijas, dirigiendo sus remos hacia el Gaznate.

Mientras tanto, en Rocadragón, el príncipe Jacaerys Velaryon decidió que sus medio hermanos, los príncipes Aegon y Viserys, serían acogidos por el príncipe de Pentos hasta que su madre, la reina Rhaenyra Targaryen, hubiera conseguido el Trono de Hierro. Los príncipes partieron en un barco pentoshi , el Alegre Abandono. La Serpiente Marina envió siete de sus barcos de guerra con ellos como escolta.

El navío se topó con la flota de la Triarquía, que había navegado hasta el Gaznate. El Alegre Abandono fue asaltado y sus escoltas terminaron hundidos o capturados. Poseedor únicamente de un huevo de dragón, Viserys no tenía forma de escapar, y fue hecho prisionero por un capitán tyroshi. Aegon escapó en su joven dragón, Borrasca. Los marineros intentaron derribarlos, y el dragón fue herido por flechas y saetas de escorpión. Sin embargo, volaron a Rocadragón, donde Aegon les dio la noticia de la amenaza desde el este. Borrasca murió en Rocadragón a causa de sus heridas.[2]

Desarrollo[]

La batalla comenzó el quinto día del nuevo año, el 130 d.C.. Sharako Lohar dividió las naves de la Triarquía en dos escuadrones que entraron en el Gaznate al norte y al sur de Rocadragón. Atacaron al amanecer, sorprendiendo a la flota de la Casa Velaryon.

El príncipe Jacaerys Velaryon, que volaba en Vermax para enfrentarse a la flota de la Triarquía, se encontró con una línea de galeras de Lys. Los marineros tenían experiencia en la lucha contra el príncipe Daemon Targaryen y su dragón, Caraxes, durante la Guerra de los Peldaños de Piedra, por lo que sus capitanes dirigieron sus lanzas y flechas contra Jacaerys. Sin embargo, un barco se incendió y luego otro. Cuando a Jacaerys se le unieron Ulf el Blanco en Ala de Plata, Ortigas en Robaovejas, Addam Velaryon en Bruma y Hugh Martillo en Vermithor, la línea de barcos de guerra de las Ciudades Libres se hizo añicos cuando una galera tras otra se fue alejando.

Sin embargo, Vermax voló demasiado bajo y se estrelló en el mar, posiblemente herido por una flecha de ballesta en el ojo, o derribado por un garfio. Los sobrevivientes dijeron que luchó contra el aparejo de una galera en llamas y se hundió con ella. Jacaerys saltó, pero luego fue asesinado por ballesteros de Myr.

Al norte y al sur de Rocadragón, la batalla continuó hasta la noche. El escuadrón del sur pasó por alto Rocadragón, creyendo que era demasiado fuerte para atacar, y en su lugar atacó Marcaderiva, incendiando Villaespecia con brulotes. La ciudad fue saqueada, y sus habitantes fueron masacrados y abandonados como carroña. Marea Alta y los tesoros de Lord Corlys Velaryon fueron quemados por soldados de Myr y Tyrosh, y los sirvientes de la Serpiente Marina fueron aniquilados mientras huían.[3]

Situación tras la batalla[]

Miles de personas murieron en la batalla, y Villaespecia nunca fue reconstruida. La Flota Velaryon perdió casi un tercio de su fuerza. El príncipe Jacaerys Velaryon y su dragón Vermax fueron asesinados, y el príncipe Viserys Targaryen fue tomado prisionero, pero ambos bandos lo dieron por muerto. [4] El príncipe Aegon el Joven nunca se perdonó a sí mismo por abandonar a su hermano pequeño.

Según Champiñón, Hugh y Ulf celebraron su participación. Ortigas y Addam Velaryon se vieron muy afectados, y este último buscó a la Serpiente Marina, aunque se desconoce qué hablaron entre ellos. Muchas personas en Rocadragón comenzaron a resentirse con la reina Rhaenyra Targaryen, por los parientes que habían perdido durante la batalla.

Sólo veintiocho de los noventa barcos comandados por Sharako Lohar regresaron a casa, y sólo tres de ellos no estaban tripulados por lysenos. El Gaznate fue considerado un desastre por la Triarquía.[5] Las viudas de Myr y Tyrosh acusaron a Sharako de enviar sus flotas a la destrucción, mientras retenía sus propios barcos lysenos, comenzando así una disputa que eventualmente conduciría a la Guerra de las Hijas. Sharako vendió discretamente al cautivo Viserys al Magister Bambarro Bazanne de Lys.

En definitiva, la batalla resultó muy costosa para ambos bandos, y podría considerarse una victoria táctica para los Verdes y una victoria estratégica para los Negros. Mientras que la muerte del príncipe Jacaerys privó a los Negros de uno de sus propios comandantes y a la reina Rhaenyra de su heredero mayor, los Verdes habían fracasado en su objetivo principal: romper el control de la flota Velaryon en las costas orientales de Poniente. Además, los aliados de los Verdes en las Ciudades Libres del sur sufrieron pérdidas tan graves que ya no participaron más en la guerra.[6]

Referencias[]

Batallas y eventos de la Danza de los Dragones
Advertisement