FANDOM



El Buscaelsol fue una carraca braavosi capitaneada por Elissa Farman, bajo el nombre de Alys Colina. Fue construida para alta mar, sin remos y con sus cuatro mástiles. Tenía tanto velamen como las naves cisne, aunque tenía una manga más ancha y un casco más profundo, lo que le permitía almacenar provisiones suficientes para largas travesías.[1]

Historia

En 54 d.C., Elissa Farman huyó de Rocadragón, llevándose consigo tres huevos de dragón. Viajó hacia Pentos, y de allí a Braavos, donde tomó el nombre de Alys Colina y tuvo una audiencia con el Señor del Mar de Braavos, quien le compró los tres huevos de dragón. Alys depositó el oro que recibió en el Banco de Hierro y lo usó para financiar la construcción del Buscaelsol, la nave con la que siempre había soñado.[2]

La construcción del barco acabó al año siguiente, tras lo que Alys partió hacia Pentos, donde compró suministros, y luego a Tyrosh, donde contrató ballesteros y mercenarios como protección contra los piratas de los Peldaños de Piedra. Tras atravesar las islas ilesa, despachó a los hombres que había contratado en Lys y zarpó hacia Antigua, donde llegaría durante los últimos días del otoño.

Alys deseaba navegar más allá del ocaso, en pos de las tierras entre las costas orientales de Essos y Ulthos que nadie había visitado antes. Aunque le costó encontrar hombres que se uniesen a su viaje, fue capaz de reclutar una tripulación lentamente pagando el triple de oro que el resto de capitanes. Cuando las noticias sobre Alys llegaron a el Faro, los nietos de Lord Donnel Hightower, Eustace y Norman, fueron enviados a interrogarla y arrestarla si fuera necesario. Sin embargo, en lugar de cumplir sus órdenes, los dos hombres se unieron a la causa de Alys y le ofrecieron sus propios barcos, el Lady Meredith y el Luna de Otoño, tras lo que muchos marineros desearon unirse a la tripulación de Lady Alys.

Lady Alys partió de Antigua en el Buscaelsol el vigésimo tercer día de la tercera luna de 56 d.C.. Aunque Lord Donnel Hightower, por orden del rey Jaehaerys I Targaryen, envió hombres tras Alys para capturarla, los barcos no pudieron alcanzarla.[3] Tras bajar por el Canal de los Susurros y rebasar el Rejo, las naves pusieron proa rumbo sursuroeste, en busca de aguas calidad y vientos constantes que los llevasen a través del Mar del Ocaso. Después de doce días sin incidentes, el Buscaelsol y sus compañeros se encontraban tan al sur como las Islas del Verano y más al oeste que cualquier barco antes, según sus cálculos.

Sin embargo, no habían visto un pájaro en cuatro días, y poco después cesaron los vientos. No hubo ni una leve brisa durante casi quince días, y cuando el viento finalmente regresó, el cielo se tornó rojo como la sangre. Antes del amanecer comenzó la primera tormenta, seguida de dos más, cada una peor que la anterior. El Buscaelsol fue separada de las otras dos naves por la tormenta, siendo conducida hacia el oeste, donde la tripulación avistó tres pequeñas islas. Una vez pasó la tormenta, el Buscaelsol regresó a por el Lady Meredith, ya que el Luna de Otoño se había hundido durante la tormenta. Zarparon nuevamente hacia las islas, que las tripulaciones nombraron Aegon, Rhaenys y Visenya. Las dos naves permanecieron durante más de una quincena, mientras la tripulación hacía reparaciones y rebastecían las bodegas.

Cuando los dos barcos partieron de las islas, lo hicieron en direcciones distintas. Alys condujo el Buscaelsol hacia el oeste, para jamás volver a ser avistado. Cuando Ser Corlys Velaryon navegó a Asshai en el segundo de sus nueve grandes viajes, descubrió una navío viejo y desgastado, que juró solo podía ser el Buscaelsol.[4]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.