Hielo y Fuego Wiki
Advertisement
Hielo y Fuego Wiki


Un conflicto sucesorio estalló en el Valle de Arryn durante la segunda mitad de la regencia de Aegon III Targaryen. El conflicto comenzó a finales de 134 d.C., tras la muerte de Lady Jeyne Arryn, y duró aproximadamente un año, terminando a finales de 135 d.C. Debido a que el reino todavía se estaba recuperando de la guerra civil, la respuesta de la corona fue limitada.

Antecedentes

Jeyne se convirtió en Señora del Nido de Águilas con solo tres años en 97 d.C., durante el reinado de Jaehaerys I Targaryen, dado que su padre y sus hermanos habían muerto antes que ella, asesinados por los Grajos de Piedra.[1] Lord Yorbert Royce gobernó el Valle como Lord Protector del Valle hasta que ella alcanzó la mayoría de edad (presumiblemente en 110 d.C.).[2]

Sin embargo, los parientes de Lady Jeyne pusieron en duda su legitimidad como gobernante del Valle. Su primo Ser Arnold Arryn, el heredero masculino más cercano de su padre, fue encerrado en las Celdas del Cielo tras su segundo intento fallido de rebelión, en algún momento anterior al comienzo de la Danza de los Dragones[3]. Él y sus descendientes fueron apartados de la linea de sucesión Arryn en el testamento de Lady Jeyne.[4]

Lady Jeyne, sin embargo, nunca se casó ni tuvo herederos propios. Según un rumor extendido Lady Jeyne prefería la compañía íntima de otras mujeres. El septón Eustace apoyaba esta idea, aunque posteriormente afirmó que era falso. Por otra parte, Hongo aseguraba en su Testimonio que tenía un apetito voraz por los hombres.[5]

Mientras que los ejércitos del Valle marcharon a otras partes de Poniente para luchar del lado de Rhaenyra Targaryen durante la Danza de los Dragones entre 129 y 131 d.C., el Valle en sí se mantuvo relativamente al margen de la guerra civil. Al fin de la guerra, se instauró un consejo de siete regentes reales para el joven rey Aegon III, con miembros de ambos bandos, entre los que se encontraba Lady Jeyne Arryn. En 132 d.C., Jeyne regresó al Valle desde Desembarco del Rey para hacer frente al aumento de las incursiones de los clanes de las Montañas de la Luna, aunque conservó su puesto como regente.[6] Poco después, el Valle vivió un año golpeado por la fiebre invernal.[7]

Los pretendientes

Lady Jeyne sobrevivió a la fiebre invernal, solo para luego caer gravemente enferma en 134 d.C. debido a un fuerte resfriado.[8] Sus últimos momentos los pasó en brazos de Jessamyn Redfort en la casa madre de Maris, en una isla de Puerto Gaviota. Al no tener hijos, en su lecho de muerte dictó su testamento, donde nombraba como su heredero a Ser Joffrey Arryn, primo en cuarto grado y Caballero de la Puerta de la Sangre, que le había servido bien durante diez años luchando contra los miembros de los clanes de las montañas. Esto pasó por encima de su primo hermano más cercano, Ser Arnold, que se había rebelado dos veces contra ella y se había vuelto loco después de largos años en las celdas del cielo del Nido de Águilas y las mazmorras bajo las Puertas de la Luna; el testamento también pasó por encima del hijo de Arnold, Ser Eldric Arryn.

Ser Eldric estaba cuerdo, era astuto y ambicioso, y cuando se presentó para defender el reclamo de su padre, muchos señores del Valle se unieron a su reclamo, insistiendo en que las leyes de herencia establecidas desde hace mucho tiempo no podían ser dejadas de lado por "el capricho de un mujer moribunda".

Sorprendentemente, un tercer reclamante dio un paso al frente: Lord Isembard Arryn, cabeza de la Casa Arryn de Puerto Gaviota, una rama cadete aún más distante de la familia que se había separado de la línea principal durante el reinado del rey Jaehaerys I Targaryen. Si bien no se podía decir que Isembard tuviera más derechos que Joffrey o Arnold, sí tenía mucho más oro: su familia se había dedicado al comercio y se había convertido en uno de los comerciantes más ricos de Puerto Gaviota.

Lord Thaddeus Rowan, la Mano del Rey, ordenó que los pretendientes rivales fueran a Desembarco del Rey para el arbitraje, pero se ignoraron sus decretos. Finalmente, Ser Corwyn Corbray llegó al Valle en persona, donde dictaminó que la voluntad de Lady Jeyne debía prevalecer y declaró a Joffrey Arryn como el legítimo Señor del Nido de Águilas. Sin embargo, los otros dos pretendientes se negaron a aceptar la decisión, por lo que Ser Corwyn encarceló a Isembard y ejecutó al joven Eldric, pero de alguna manera el loco Ser Arnold (que aparentemente había sido liberado bajo la custodia de su hijo) logró eludir a Corwyn y huir a Piedra de las Runas, sede de la Casa Royce, donde había servido como escudero cuando era niño. Cuando Corwyn llegó, el viejo Lord Gunthor Royce, conocido como el Gigante de Bronce, salió a parlamentar con él. Se intercambiaron palabras acaloradas, luego maldiciones y amenazas. Esto culminó cuando Corbray desenvainó su espada Dama Desesperada; se desconoce si realmente lo hizo para herir a Royce o simplemente amenazarlo, pero al verlo, un ballestero en las almenas del castillo le disparó en el pecho. Ser Corwyn Corbray era uno de los siete regentes de Aegon III en ese momento (además del esposo de Lady Rhaena Targaryen, medio hermana del rey), y matarlo fue un acto de traición; en lugar de negociación, el único curso de acción para los demandantes rivales ahora era la rebelión y la guerra se extendió por el Valle de Arryn.[9]

Guerra civil en el Valle

Ser Joffrey Arryn, Caballero de la Puerta Sangrienta, fue apoyado por la Casa Corbray de Hogar, la Casa Redfort de Fuerterrojo y la Casa Hunter de Arcolargo, así como por la Casa Crayne. Joffrey también contó con el apoyo del Trono de Hierro, aunque la ayuda de la corona se retrasó.

Ser Arnold Arryn, el heredero loco, recibió el apoyo de la Casa Royce de Piedra de las Runas, la Casa Coldwater de Comezón de Aguasfrías y la Casa Templeton de Nuevestrellas, junto con la Casa Tollett (vasallos de los Royce), la Casa Dutton y los señores menores de los Dedos y las Tres Hermanas.

A pesar del cautiverio de Lord Isembard Arryn, sus seguidores continuaron luchando para apoyar su reclamo, principalmente Puerto Gaviota y sus gobernantes, la Casa Grafton. Esto les dio el control de la única ciudad del Valle, y riqueza suficiente para sobornar a varios otros señores menores y contratar ejércitos de mercenarios de Essos.[10]

Se desconoce a qué pretendiente juraron lealtad los otros vasallos importantes de los Arryn, entre ellos los Waynwood, Belmore y Waxley.

Respuesta del Trono de Hierro

Mientras los señores que apoyaban a los pretendientes rivales continuaban ignorando los decretos reales de deponer las armas, Lord Rowan pidió consejo a Lord Alyn Velaryon para sofocar la rebelión por la fuerza; decidieron un ataque en dos frentes, por tierra y mar. Se pensaba que la primavera llegaría pronto para derretir la nieve en los pasos de montaña, por lo que el hijo mayor de Lord Thaddeus, Ser Robert Rowan, lideraría un ejército por el camino principal a través de las Montañas de la Luna, mientras que Lord Alyn lideraría un ataque en Puerto Gaviota con su Flota Velaryon.

Ninguno de los asaltos fue del todo exitoso, empañado por el mal tiempo y las luchas políticas internas, y su progreso se estancó.

Robert Rowan lideró un ejército de 5.000 personas desde Desembarco del Rey, aumentado a medida que avanzaban hacia el norte gracias a las levas de Poza de la Doncella, Darry y Hayford. Después de cruzar el Tridente, se les unieron 600 hombres de la Casa Frey y mil soldados de la Casa Blackwood al mando del propio Lord Benjicot Blackwood. En total, eran nueve mil hombres cuando entraron en las montañas.

Desafortunadamente, el camino que atravesaba las montañas resultó estar mucho menos despejado de lo que se esperaba, con un invierno que aún se mantenía firme. Ser Robert y su ejército se encontraron luchando a través de nevadas profundas que ralentizaron su avance; incluso su tren de equipajes fue atacado repetidamente por los clanes de las montañas. Aunque mal armadas, las tribus de las montañas se morían de hambre después de años de largo invierno y seguían atacando sin importar cuántos murieran. Robert Rowan fue aplastado por una roca que caía cuando los miembros del clan desataron un deslizamiento de tierra que derribó media montaña sobre la columna, tras lo cual Lord Blackwood asumió el mando. El frío, la nieve, el hambre y los ataques nocturnos cobraron un gran precio, de modo que cuando el ejército finalmente llegó a la Puerta de la Sangre, habían perdido un tercio de sus hombres. En lugar de servir como una fuerza de socorro para Ser Joffrey, cuando los vio, instantáneamente se dio cuenta de que era él quien los estaba salvando de su angustioso viaje. Además, los seis mil hombres restantes estaban medio muertos de hambre y medio congelados y no estaban en condiciones de luchar, por lo que detuvieron su avance en la Puerta de la Sangre para pasar meses recuperándose, sin haberse enfrentado realmente a los señores rebeldes de Ser Arnold.

Al ataque marítimo le fue un poco mejor, pero la cadena de mando se confundió debido a las luchas políticas internas en el consejo de regencia, entre quienes apoyaron y se opusieron a la familia Rogare durante la Primavera Lysena. En lugar de hacer uso de la Flota Real comandada por el tío de Lord Unwin Peake, Ser Gedmund, Thaddeus Rowan le pidió a Lord Alyn Velaryon que usara su propia flota, mientras que su ejército terrestre estaría comandado por el hermano de Larra Rogare, Moredo Rogare. Aunque Moredo era un guerrero valiente y temible, no dominaba la Lengua Común, y varias personas cuestionaron la sabiduría de poner a un lyseno al mando de un ejército de caballeros ponientis. Unwin Peake y sus seguidores citaron esto como prueba de lo que habían estado susurrando durante medio año, que Thaddeus Rowan se había vendido a los Rogare y sus partidarios.

Mientras que la flota Velaryon barrió fácilmente los barcos comerciales de Lord Isembard y capturó Puerto Gaviota, el asalto terrestre posterior bajo el mando de Moredo Rogare fue un desastre. Cientos murieron asaltando las bien defendidas murallas del puerto en un asalto directo, y tres veces más murieron durante el brutal combate urbano casa por casa que siguió. Peor aún, el traductor de Moredo fue asesinado en la batalla callejera, lo que provocó que tuviera gran dificultad para comunicarse con sus propias tropas. No entendieron sus órdenes y él no entendió sus informes, y se produjo el caos. Si bien el Trono de Hierro logró capturar Puerto Gaviota, fue solo después de un asalto descuidado con graves pérdidas, y cualquier avance más allá de la ciudad misma se detuvo.

Poco después, el poder de la familia Rogare se derrumbó, y Moredo cedió el mando del ejército a Alyn Velaryon, zarpando poco después hacia Braavos para contratar mercenarios y atacar a los enemigos de su familia en Lys.

En este punto, los ejércitos del Trono de Hierro se habían estancado en la Puerta de la Sangre y Puerto Gaviota, las fuerzas de Isembard Arryn fueron derrotadas, pero los partidarios de Arnold Arryn ni siquiera se habían enfrentado a un ejército real.[11]

Conclusión

El curso exacto de la guerra de sucesión posterior no está claro, salvo que poco después de comenzado 136 d.C. la paz volvió al Valle de Arryn. Para ese momento, Alyn Velaryon y Benjicot Blackwood finalmente habían obligado a Isembard Arryn, Arnold Arryn, Gunthor Royce y a todos sus seguidores a doblar la rodilla y rendir homenaje a Joffrey Arryn.

Alyn y Benjicot regresaron a Desembarco del Rey poco después del cambio de año para participar en un consejo para nombrar a tres regentes de reemplazo, durante el medio año restante antes de que Aegon III alcanzara la mayoría de edad. Cuando llegaron, estaban acompañados por Gunthor Royce e Isembard Arryn, junto con el propio Lord Joffrey. Isembard pronto sería indultado y de hecho sería nombrado el nuevo Consejero de la Moneda para ayudar a la corona a lidiar con la enorme crisis económica causada por el colapso del banco Rogare. El destino de Ser Arnold no está claro.[12]

Referencias

Advertisement