FANDOM


La Cuarta Guerra Dorniense, mejor conocida entre el pueblo llano como la Locura del Príncipe Morion o la Guerra de las Cien Candelas, tuvo lugar en el 83 d.C., durante el reinado de Jaehaerys I Targaryen.[1]

Historia

Preludio

Durante la Tercera Guerra Dorniense, el Trono de Hierro tomó las armas contra el Rey Buitre, que había estado asaltando las Tierras de la Tormenta. El Rey Buitre fue finalmente derrotado por una fuerza liderada por el rey Jaehaerys I Targaryen y Lord Rogar Baratheon.[2]

El Príncipe de Dorne había mantenido a sus ejércitos fuera del conflicto. En cualquier caso, su hijo, el príncipe Morion Martell, consideraba un desprecio contra Dorne que los caballeros del Trono de Hierro hubieran marchado hacia las Montañas Rojas de Dorne sin sufrir daños, mientras que los ejércitos de Dorne dejaron al Rey Buitre a su suerte. Cuando sucedió a su padre como el Príncipe de Dorne, el príncipe Morion decidió rectificar esto y comenzó a planear una invasión de los Siete Reinos.[3]

Morion planeaba invadir las Tierras de la Tormenta por barcos. Como Dorne carecía de fuerzas en el mar, contrató a piratas de los Peldaños de Piedra, a barcos mercenarios de Myr y a los corsarios de la Costa de la Guindilla. Esto le llevó la mayor parte del año. No obstante, el rey en el Trono de Hierro tenía espías en la propia corte de Morion, y amigos entre algunos de los señores dornienses, por lo tanto, fue advertido mucho antes de los planes hechos por el príncipe.[4]


Batalla

En el 83 d.C., Morion estaba listo para atacar y navegó con sus lanceros hasta el Cabo de la Ira para comenzar su invasión. La Cuarta Guerra Dorniense consistió en una sola batalla, y duró un solo día. El rey Jaehaerys I Targaryen y sus dos hijos mayores, el príncipe Aemon y el príncipe Baelon, esperaban a los dornienses en sus dragones, Vermithor, Caraxes y Vhagar, mientras que Lord Boremund Baratheon, esperaba a los dornienses con sus ejércitos. Jaehaerys I y sus hijos atacaron primero, y descendieron de los cielos con sus dragones. Aunque los dornienses respondieron llenando el aire con escorpiones y ballestazos, ninguno de los proyectiles perforó las escamas de los dragones. Uno por uno, los barcos se incendiaron. Los barcos seguían ardiendo cuando el sol se ponía, como cien candelas flotando en el mar.[5]


Consecuencias

Durante medio año después de la batalla, los cuerpos quemados de la tripulación dorniense permanecieron en el Cabo de la Ira. Jaehaerys I, Aemon y Baelon recibieron una acogida desenfrenada a su regreso a Desembarco del Rey, ya que habían ganado una guerra sin perder un solo hombre, algo de lo que ni siquiera Aegon el Conquistador podía presumir.[6]

El príncipe Morion Martell fue sucedido en Lanza del Sol por la princesa Mara Martell.[7]

Referencias

v  d  e

Guerras en Poniente
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.