Danzarina Lunar[1] fue el dragón de Lady Baela Targaryen.[2]

Apariencia

Danzarina Lunar es descrita como un dragón hembra joven, esbelto y de un color verde pálido. Sus cuernos, cresta y huesos de las alas eran de un tono perla. A finales de 130 d.C. no era más grande que un caballo de guerra y pesaba menos que uno. Aun así, era un dragón muy rápido y ágil.[3]

Historia

Baela y Danzarina Lunar by Douglas Wheatley©

Danzarina Lunar nació poco antes del comienzo de la Danza de los Dragones, momento en el que no era lo suficientemente grande para llevar a lomo a su jinete.[4] Hacia comienzos de 130 d.C. Baela montó por primera vez en Danzarina Lunar, volando por toda la Isla de Rocadragón e incluso hasta Marcaderiva.[5]

Hacia el final de la guerra Rocadragón cayó en manos de Aegon II. Cuando sus seguidores fueron a apresar a Baela, la joven fue capaz de escapar de sus aposentos y se las arregló para llegar hasta Danzarina Lunar, que estaba en el establo donde se guardaban a los dragones del castillo. Allí soltó las cadenas del dragón y lo ensilló. Aegon II sobrevoló sobre Fuegosol el pico humeante de Montedragón para llegar a la fortaleza, donde se encontró con Baela y Danzarina Lunar.

Ambos dragones lucharon ferozmente en el aire, pero finalmente cayeron golpeándose en la dura piedra, todavía luchando. En el suelo la rapidez de Danzarina Lunar resultó de poca utilidad contra el tamaño y peso de Fuegosol. Lady Baela se quedó enganchada a la silla de su dragón durante la caída. A pesar de ser maltratada y quemada por Fuegosol, consiguió deshacerse de los nudos que la aferraban a Danzarina Lunar, mientras éste se retorcía de dolor. Finalmente el cadáver de Danzarina Lunar fue devorada por Fuegosol.[6][7][8]

Referencias


v  d  e

Dragones
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.