Hielo y Fuego Wiki
Advertisement
Hielo y Fuego Wiki
Libros logo transparente
HOTD logo transparente


Para otros artículos con el mismo nombre, visita la página de desambiguación.

El septón Eustace fue un septón de la Fortaleza Roja durante el reinado de Viserys I Targaryen. Los escritos de Eustace, entre los que figura El reinado del rey Viserys I, el primero de su nombre, y la Danza de los Dragones, que lo siguió, se utilizó como fuente de referencia para La Princesa y la Reina, o, Los Negros y los Verdes, así como El Príncipe Canalla, o, el Hermano del Rey, obras del Archimaestre Gyldayn.[1] Eventualmente, ascendió a las filas de los Máximos Devotos.[2]

Carácter[]

Eustace y el bufón Champiñón aportaron versiones contradictorias sobre los acontecimientos que tuvieron lugar antes y durante la Danza de los Dragones, tanto en las relaciones entre la Rhaenyra y Daemon Targaryen, como la de Rhaenyra y Ser Criston Cole.[3] De escritura más sobria y pesada, se le considera el cronista más preciso, aún dando una versión más favorecedora al rey Aegon II Targaryen, el Archimaestre Gyldayn apunta esto en sus escritos y toma con cautela sus palabras, considerando su obra muy meditada.[4]

Historia[]

Reinado de Viserys I[]

Eustace nació en Septo de Piedra, en las Tierras de los Ríos.[5] Sirvió en el Septo Real cuando el rey Viserys I Targaryen se sentó en el Trono de Hierro, convirtiéndose en confidente y confesor del rey y sus esposas.[6]

Eustace fue un firme partidario de Los Verdes, aunque desmentía los rumores de bastardía sobre los hijos de Rhaenyra[7]

Danza de los Dragones[]

Eustace escribió acerca del hijo mayor de Viserys I, el príncipe Aegon fue encontrado siendole infiel a su hermana-esposa Helaena Targaryen, pero con la hija de un rico mercader, y que se opuso inicialmente al intento de que los Verdes le coronaran antes que a su medio hermana mayor, la princesa Rhaenyra, y que Aegon sólo accedió a aceptar la corona después de que Ser Criston Cole lo convenciera de que sería asesinado si Rhaenyra se terminara convirtiendo en reina. Eustace iba a ser convocado para orar por el rey y realizar sus últimos ritos. En ausencia del Septón Supremo, que se encontraba en Antigua demasiado viejo y frágil para viajar, Eustace ungió con los óleos sagrados al rey Aegon II Targaryen durante su coronación y lo bendijo ante los siete.[8]

Cuando en el Consejo Privado el Gran Maestre Orwyle propuso dirigirse él mismo a Rocadragón para parlamentar, Eustace aconsejó al rey encerrarlo en una de las celdas negras por deslealtad. Las palabras de las reinas Alicent Hightower y Helaena Targaryen evitaron que ocurriera.[9]

Tras la captura de Desembarco del Rey por parte de los Negros, Eustace escribió que el Trono de Hierro cortó a Rhaenyra cuando ella se sentó en él, a pesar de que iba ataviada con armadura.[10]

Permaneció en la Fortaleza Roja durante el breve gobierno de Rhaenyra, e incluso después de que ella huyó de la capital. A diferencia de los caballeros leales a Rhaenyra, Eustace se salvó cuando Ser Perkin tomó la Fortaleza Roja para instalar a su escudero, Trystane Fuegorreal, en el trono.[11]


Reinado de Aegon III[]

Tras la muerte del rey Aegon II, Eustace fue arrestado durante la Hora del Lobo, después de que Lord Cregan Stark tomara el control de la Fortaleza Roja para investigar el envenenamiento del rey. Durante el Juicio del Lobo, Eustace fue el primer acusado llevado ante Lord Cregan y el primero en ser liberado, ya que no había pruebas de que hubiera sido un conspirador.[12]

Eustace permaneció en la corte después. Estuvo presente en la coronación del joven Aegon III Targaryen, y sus registros indicaban que era un día frío pero soleado, y que Maris Baratheon no estaba presente, a diferencia de sus hermanas, pues se había unido a las Hermanas Silenciosas. También registró que Lord Unwin Peake era el único señor furioso por no haber sido incluido en el consejo de regentes después de la coronación de Aegon. Eustace le pidió a la Mano, Ser Tyland Lannister, que encontrara un marido para Lady Baela Targaryen, para que no trajera la deshonra a la Casa Targaryen.[13]

Después de la muerte de Ser Tyland en el 133 d.C., Lord Unwin se convirtió en la Mano en su lugar. Despidió a Eustace de la corte, y lo reemplazó con uno de sus parientes, el Septón Bernard. Eustace permaneció en la capital el tiempo suficiente para ver las ejecuciones públicas ordenadas por Unwin en el Día de la Festividad de Nuestro Padre Divino, que incluían a Orwyle, el ex Gran Maestre. Eustace regresó a Septo de Piedra al día siguiente, donde escribió su relato sobre la guerra.[14]

Legado.[]

El Archimaestre Gyldayn considera que la narración de Eustace sobre la Danza de los Dragones fue, en definitiva, escrita muy favorablemente hacia Aegon II y de forma muy sesgada sobre Rhaenyra. Gyldayn cree que Eustace se inventó varios detalles, como que Rhaenyra se cortó los muslos cuando se sentó en el Trono de Hierro, como señal de que no era digna del trono y que éste no la aceptaba, o que sonrió ante la noticia de muerte de su medio-sobrino, y heredero de su hermano, el principe Maelor Targaryen. Lo primero resultaba físicamente imposible, dado que Rhaenyra iba equipada con una armadura en ese momento, y lo segundo habiendo perdido ella ya dos hijos, y sufrido un aborto, parecía difícil de creer.

Referencias[]

Advertisement