Hielo y Fuego Wiki
Advertisement
Hielo y Fuego Wiki


Fuegosol, también conocido como el Dorado, fue el dragón del rey Aegon II Targaryen. El emblema personal de Aegon era un dragón tricefalo dorado en referencia a Fuegosol.[1]

Apariencia

Fuegosol es descrito como un dragón macho espléndido pero joven[2] que tenía escamas doradas y las membranas de las alas de un color rosa pálido. Cuando sus escamas brillaban al sol relucían como el oro. Su llamarada era igual de dorada.[3]

Historia

Juventud

El huevo de Fuegosol eclosionó en Rocadragón.[4] Aunque no se ha indicado su año exacto de nacimiento, se lo describió como un dragón "joven" en el 129 d.C..[5] Se sabe que Fuegosol era mayor que Tessarion. Hacia el 120 d.C. fue reclamado como montura del príncipe Aegon Targaryen.[6]


Reposo del Grajo

Fuegosol montado por Aegon Targaryen by Jordi González©

Fue montado por Aegon II Targaryen durante la Danza de los Dragones. En la Batalla de Reposo del Grajo, peleó contra el dragón Meleys y lo mató, pero quedó con una ala casi arrancada totalmente del cuerpo.[7]

El rey Aegon II, gravemente herido y quemado tras el encuentro, fue llevado a Desembarco del Rey para recuperarse. Incapaz de volar, y ser demasiado grande y pesado para ser movido, Fuegosol permaneció cerca de Reposo del Grajo a la espera de sanar sus heridas. Ser Criston Cole colocó hombres cerca del dragón para protegerlo. Al principio, el dragón se alimentaba de los cadáveres quemados de los soldados asesinados, pero después de que desaparecieron, los hombres de Criston trajeron terneros y ovejas al dragón para que se alimentara.[8]

Cuando Walys Mooton reconquistó Reposo del Grajo, llevó a sus hombres más valientes contra Fuegosol, con la esperanza de matarlo. Enfurecido por los ataques recibidos, el dragón contraatacó con su cola y sus llamas, matando a sesenta de sus atacantes, incluido Walys. A los quince días del ataque, Fuegosol había desaparecido. Aunque su ala se había curado en un ángulo incómodo, el dragón se había recuperado lo suficiente para emprender el vuelo una vez más.[9]


Rocadragón

Según miembros de la Casa Crabb y la Casa Brune, Fuegosol se escondió en los oscuros bosques de pinos y las cuevas de Punta Zarpa Rota antes de finalmente dirigirse a Rocadragón. Gyldayn conjeturó que esto de debió a los instintos primarios de la bestia para que regresara a su lugar de nacimiento, o la urgencia de reunirse con su jinete, Aegon II. Algunos incluso sugirieron que Fuegosol pudo sentir la necesidad urgente de Aegon II de prestarle ayuda. Debido a la dificultad de Fuegosol para volar, Champiñón afirmó que el dragón se había vuelto "un gran pollo dorado que escupe fuego".[10]

Los marineros de la Nessaria avistaron dos dragones, uno de ellos con escamas doradas, luchando cerca de Montedragón, y el cadáver parcialmente devorado de un dragón salvaje, Fantasma Gris, fue encontrado cerca de la base de la montaña. Intrigado por la mención de las escamas doradas, Aegon II de incógnito se aventuró con Ser Marston Mares y una partida de búsqueda que encotnró al dragón en una guarida oculta. Aegon II voló sobre Fuegosol los días siguientes, recuperando fuerzas, mientras sus partidarios buscaron ayuda para recuperar Rocadragón.[11]

Ser Alfred Broome ayudó en la caída de Rocadragón a Los Verdes. Sin embargo, Lady Baela Targaryen evadió la captura y alcanzó a su dragón, Danzarina Lunar. Cuando Aegon II llevó victoriosamente a un Fuegosol aún herido hacia la fortaleza, Danzarina Lunar se alzó para encontrarse con él. Aunque más joven y de menor envergadura, Danzarina Lunar era más veloz que Fuegosol. Danzarina Lunar rastrilló el costado de Fuegosol y atacó su ala deforme, pero luego fue cegada por una explosión de las llamas doradas de su rival. Los dragones se estrellaron contra el suelo tras un violento choque, en el que Fuegosol salió victorioso. Aegon se rompió ambas piernas al saltar, y Baela fue capturada por los Verdes.[12]

La batalla dejó a Fuegosol aún más herido que antes. Estaba cubierto de cicatrices a lo largo de su espalda, tenía heridas enormes en el cuello y costras en su vientre, y había perdido su ojo derecho. Fuegosol, que ya no podía volar, permaneció en el patio exterior donde había caído, alimentándose primero del cadáver de Danzarina Lunar y luego de las ovejas sacrificadas.[13] Tras esto, Aegon II ordenó estrangular y destripar al Gran Maestre Gerardys, lo que permitió a Fuegosol darse un festín con las piernas y las entrañas.


Muerte

Rhaenyra afronta su muerte by Arthur Bozonnet©

Cuando la Violande llevó a Rhaenyra Targaryen a Rocadragón el día veintidós de la décima luna del 130 d.C., Ser Alfred Broome y los Verdes la tomaron cautiva. Rhaenyra se rió cuando vio a Fuegosol herido. Aegon II decidió alimentar a su dragón entregándole a Rhaenyra, y se dice que Fuegosol solo reaccionó ante Rhaenyra después de notar clavada en el pecho la daga de Alfred, con el olor a sangre despertando a la bestia. Fuegosol la bañó en una ráfaga de llamas antes de cerrar sus fauces alrededor de su brazo y hombro. El dragón devoró a Rhaenyra en seis bocados, dejando solo su pierna izquierda debajo de la espinilla. El príncipe Aegon el Joven fue obligado a ver morir a su madre.[14]

Aunque el rey Aegon II inicialmente esperaba que Fuegosol pudiera recuperarse lo suficiente como para volar una vez más, el dragón se debilitó y finalmente se negó a comer. Murió a causa de sus apestosas heridas el noveno día de la duodécima luna del 130 d.C.[15]

Aegon II regresó a Desembarco del Rey para gobernar precariamente. Fue en busca huevos de dragón de Rocadragón, con la esperanza de tener "un nuevo Fuegosol, más orgulloso y más feroz que el anterior", pero no pudo incubar ninguno. Poco tiempo después, el monarca sería evenenado, terminando con su corto reinado.[16]

Galería

Referencias

Dragones
Advertisement