Lady Jenny, mejor conocida como Jenny de Piedrasviejas, fue una muchacha probablemente originaria del pueblo de Piedrasviejas en las Tierras de los Ríos que vivió durante el reinado de Aegon V Targaryen. Fue famosa por haber sido la esposa del príncipe Duncan Targaryen, quien renunció a la corona por ella, y por ser la protagonista de una canción sobre su historia de amor.

Historia

Jenny en Piedrasviejas by Rae Lavergne©

En 239 d.C. mientras el príncipe Duncan Targaryen viajaba por las Tierras de los Ríos, se enamoró y desposó a una extraña y misteriosa muchacha que se hacía llamar Jenny de Piedrasviejas. A pesar de que ella afirmaba descender de los antiguos reyes de los Primeros Hombres, las personas de las aldeas cercanas sólo creían que era una muchacha campesina medio loca o incluso una bruja. El rey Aegon V hizo todo lo que pudo por disolver el matrimonio, pero Duncan no cedió. Incluso cuando el Septón Supremo, el Gran Maestre y los miembros del Consejo Privado urgieron al rey que hiciera a su hijo recapacitar, Duncan no deshizo su matrimonio. Por el contrario, rechazó su derecho al trono y abdicó a su título de Príncipe de Rocadragón en favor de su hermano menor Jaehaerys.[1]

Lady Jenny, como era llamada por cortesía, fue eventualmente aceptada en la corte y se convirtió en una de las favoritas del pueblo llano de los Siete Reinos. Jenny y Duncan fueron objeto de canciones y poemas por muchos años.[2]

Cuando Jenny llegó a la corte tras casarse con el príncipe Duncan, iba acompañada por una amiga. Jenny aseguraba que se trataba de una Hija del Bosque, aunque no lo era.[3][4]

El príncipe Duncan murió durante la Tragedia de Refugio Estival, y se creyó que la amiga de Jenny también. Se desconoce si Jenny estuvo presente durante el suceso, y si en tal caso sobrevivió. La canción dedicada a ella deja entrever que seguía viva tras el suceso.[5]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.