Lady Jeyne Arryn, apodada la Doncella del Valle, fue cabeza de la Casa Arryn y, como tal, Señora de Nido de Águilas, Defensora del Valle y Guardiana del Oriente durante los reinados de Jaehaerys I, Viserys I, Aegon II y Aegon III Targaryen. Fue miembro del primer consejo de siete regentes que gobernaron durante la infancia de Aegon III.[1]

Carácter

Según un rumor extendido Lady Jeyne prefería la compañía íntima de otras mujeres. El septón Eustace apoyaba esta idea, aunque posteriormente afirmó que era falso. Por otra parte, Hongo aseguraba en su Testimonio que tenía un apetito voraz por los hombres.[2]

Historia

Juventud

Jessamyn Redfort tomando la mano de Lady Jeyne by Riorarttherite©

Jeyne se convirtió en Señora del Nido de Águilas con solo tres años en 97 d.C., durante el reinado de Jaehaerys I Targaryen, dado que su padre y sus hermanos habían muerto antes que ella, asesinados por los Grajos de Piedra.[3] No acudió al Gran Consejo de 101 d.C., ya que aun era menor de edad, y su puesto lo ocupó Lord Yorbert Royce, quien servía como Lord Protector del Valle.[4][5]

Hasta en tres ocasiones sus parientes pusieron en duda su legitimidad como soberana. Su primo Ser Arnold Arryn fue encerrado en las Celdas del Cielo en algún momento anterior al comienzo de la Danza de los Dragones[6]. Él y sus descendientes fueron apartados de la linea de sucesión Arryn en el testamento de Lady Jeyne.[7]

Cuando Lady Rhea Royce murió sin hijos, Piedra de las Runas pasó a su sobrino; el viudo de Lady Rhea, el príncipe Daemon Targaryen, visitó a Lady Jeyne reclamando la fortaleza de su esposa. Lady Jeyne le dijo que no era bien recibido y que se marchase del Valle.[8][9]


Danza de los Dragones

Al comienzo de la guerra civil, el príncipe Jacaerys Velaryon voló hacia el norte con su dragón buscando apoyo para su causa, siendo su primera parada el Nido de Águilas. Según Hongo, Lady Jeyne condicionó su apoyo a cambio de que Jacaerys le hiciese alcanzar el éxtasis con la lengua. En el Relato verdadero se relata que Jeyne, a pesar de mostrar su desagrado hacia el príncipe Daemon, recordó que Rhaenyra era una Arryn por parte de madre y que las mujeres deben permanecer unidas. Su única petición para dar su apoyo fue que un jinete de dragón guardase el Nido de Aguilas de los dragones de los Verdes. Tras ser aceptada su petición, Jeyne y sus hombres se arrodillaron frente al príncipe Jacaerys.[10]

A finales de año, el principe Jacaerys envió a su hermano Joffrey Velaryon y su dragón Tyraxes a Puerto Gaviota para cumplir su promesa. Le acompañó Lady Rhaena Targaryen, hija del príncipe Daemon, quien llevó consigo tres huevos de dragón.[11] [12] Joffrey partiría al año siguiente hacia Desembarco del Rey, quien había sido tomada por su madre, con una flota desde Puerto Gaviota, mientras Rhaena permaneció en el Valle como pupila de Lady Arryn.[13]

En 130 d.C. Lady Jeyne envió hombres por mar para unirse a las fuerzas de la reina Rhaenyra en la capital. Cuando la reina se vio obligada a huir de Desembarco del Rey tras las revueltas acontecidas, envió cuervos solicitando apoyo a sus seguidores. Lady Jeyne le contesto que enviaría hombres, pero el invierno había comenzado, y los caminos de las Montañas de la Luna estaban bloqueados por la nieve. La única forma de enviar sus fuerzas era por el mar a través de Puerto Gaviota, o bien con la flota Velaryon o alquilando barcos Braavos y Pentos, para lo que necesitaría dinero. Pero Rhaenyra había perdido el apoyo de los Velaryon tras encarcelar a Lord Corlys Velaryon, y había partido de la capital sin una sola moneda. Cuando se vio obligada a abandonar Valle Oscuro, Ser Harrold Darke recomendó a la reina tomar refugio en el Valle junto a Lady Jeyne, pero Rhaenyra prefirió partir a Rocadragón, donde fue capturada por su hermano Aegon II y ejecutada.[14][15]

Jeyne y Rhaena leen la noticia de la muerte de Rhaenyra by Riorarttherite©

A pesar de la muerte de Rhaenyra Lady Jeyne continuó apoyando la causa de los Negros. Reunió mil quinientos caballeros y ocho mil soldados, y acordó contratar naves braavosíes que la llevaran a sur para enfrentarse al rey Aegon. Contaba además con un dragón, pues uno de los huevos de Rhaena había eclosionado, aunque faltaba años para que pudiera combatir. Cuando consiguió una flota, Lady Jeyne envió diez mil hombres bajo el mando de Lord Leowyn Corbray y su hermano Ser Corwyn.

La flota llegó por separado a Valle Oscuro y Poza de la Doncella poco después del asesinato del rey Aegon II, siendo recibidos con fiestas y celebraciones. La propia Lady Jeyne partió de Puerto Gaviota junto a su pupila, una vez que la capital estaba bajo el control de Lord Cregan Stark, llegando cuando la Hora del Lobo llegaba a su fín.[16]


Regencia

En el año 131 d.C., y debido a la juventud del futuro monarca Aegon III, fue nombrada para el consejo de siete regentes del reino. A comienzos del año siguiente se vio obligada a volver al Valle, ya que un gran numero de bandas de salvajes de las Montañas de la Luna perpetraron una incursión de saqueo, y debía dirigir la defensa de sus tierras.[17]

Tras la muerte en 133 d.C. de Ser Tyland Lannister, Mano del Rey, Lord Unwin Peake tomó el control del reino como su sucesor. Lord Manfryd Mooton pidió que se propspusiera cualquier decisión importantes hasta que Jeyne y Lord Royce Caron regresasen a la capital, pero Lord Unwin defendió que habían renunciado a sus puestos en el consejo al abandonar Desembarco del Rey[18]

Lady Jeyne Arryn murió a finales de 134 d.C. debido a un fuerte resfriado.[19] Sus últimos momentos los pasó en brazos de Jessamyn Redfort en la casa madre de Maris, en una isla de Puerto Gaviota. En su lecho de muerte dictó su testamento, donde nombraba como su heredero a Ser Joffrey Arryn, primo en cuarto grado. Sin embargo, su primo Ser Arnold y el hijo de este, Ser Eldric Arryn, se mostraron contrarios y salieron en defensa de sus derechos, a la vez que Ser Isembard Arryn de Puerto Gaviota defendió su propia pretensión sustentandose en sus riquezas. El conflicto armado dividió a los nobles del Valle de Arryn, y el Trono de Hierro se vio obligado a participar. Finalmente los designios de Lady Jeyne se cumplieron, siendo sucedida por Lord Joffrey Arryn.[20]

Citas

"En tres ocasiones han intentado sustituirme mis propios parientes. Mi primo ser Arnold gusta de decir que las mujeres somos demasiado débiles para gobernar. Lo tengo en una de mis celdas del cielo, si queréis hablar con él del asunto."[21]


"En este mundo de hombres, las mujeres debemos cerrar filas." - Lady Jeyne al príncipe Jacaerys Velaryon, mientras negocia su lealtad a Los Negros[22]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.