FANDOM



Lady Caswell[1] fue esposa de Lord Caswell, Señor de Puenteamargo durante el final del reinado de Viserys I Targaryen y la Danza de los Dragones.[2]

Historia

Tras de la ejecución de su esposo, Lady Caswell se convirtió en la cabeza de su casa. Bloqueó las puertas de su castillo y se negó a recibir a nadie que no fuese de su propia familia. Una tarde, un motín estalló en el puente de piedra de la ciudad. Lady Caswell envió a sus caballeros para dispersar a los alborotadores, para descubrir que el origen de los disturbios era la presencia del príncipe Maelor Targaryen, hijo de rey Aegon II Targaryen, y su escudo juramentado, Ser Rickard Thorne de la Guardia Real en La Cabeza de Cerdo, una posada junto al río Mander.

La multitud atacó a ambos; Ser Rickard fue asesinado y el príncipe Maelor despedazado por varias personas que querían al príncipe como premio. Cuando Lady Caswell llegó junto a sus caballeros ordenó ahorcar del puente viejo a Willow de las Piedras, al palafrenero Taimado y al dueño del caballo con el que Ser Rickard trató de huir.

Lady Caswell envió la cabeza del príncipe Maelor y el cuerpo de Ser Rickard a Desembarco del Rey, a la reina Rhaenyra Targaryen. El huevo de dragón de Maelor fue enviado a Lord Ormund Hightower, un partidario de Aegon II Targaryen, quien en ese momento estaba asediando a Lady Merryweather en Granmesa a treinta leguas de distancia. Lady Caswell esperaba que este gesto diplomático apaciguara la furia de Lord Ormund.

Sin embargo, Lord Hightower y su ejército pronto llegaron a Puenteamargo. Lady Caswell ofreció capitular a cambio de la seguridad de sus hijos y ella misma, pero el príncipe Daeron Targaryen, furioso después de la muerte de su sobrino, no tenía intención de otorgar ninguna gracia a los asesinos. Puenteamargo fue saqueado y quemado, mientras la población fue ejecutada o empujada al Mander para que se ahogase. Después de haber visto el espectáculo desde las murallas de su castillo, Lady Caswell ordenó abrir las puertas del castillo, sabiendo que ningún muro protegería a su familia del fuego del dragón Tessarion. Cuando Lord Ormund llegó a la puerta, Lady Caswell se paró en la parte superior del muro, le imploró por última vez que perdone a sus hijos y se arrojó al vacío para ahorcarse.[3] Lord Ormund Hightower capturó a los hijos e hija de Lady Caswell y los envió como rehenes a Antigua.[4]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.