Ser Luthor Largent fue el Comandante de la Guardia de la Ciudad de Desembarco del Rey durante la Danza de los Dragones.[1]

Apariencia y Carácter

Luthor es descrito como un hombre feroz y temido con una altura de cinco codos.[2][3]

Historia

Luthor era capitán de una de las puertas de Desembarco del Rey cuando el rey Viserys I Targaryen murió. Ser Otto Hightower, Mano del Rey, convocó al comandante de la guarida y a sus capitanes para determinar si apoyaban la causa de Aegon II Targaryen. Ser Luthor fue considerado como una de los leales y nombrado Comandante de la Guardia de la ciudad, pero para asegurase que fuese leal Ser Otto nombró a su hijo Gwayne su lugarteniente.[4]

Tras el asesinato del príncipe Jaehaerys Targaryen, Ser Luthor y sus hombres se encargaron de rastrear la Calle de la Seda en busca de Mysaria, quien había orquestado el ataque, pero fallaron en su misión.[5]

Cuando tuvo lugar la Caída de Desembarco del Rey a manos de los Negros, Ser Luthor desveló que su lealtad era hacia el príncipe Daemon Targaryen; los siete capitanes de la guardia fueron apresados o asesinados y el propio Luthor acabó con la vida de Ser Gwayne Hightower, su lugarteniente, tras lo que ordenó que abriesen las puertas de la ciudad para que entraran los hombres de Corlys Velaryon. Como recompensa a su lealtad, la reina Rhaenyra Targaryen ennobleció a Ser Luthor.[6]

Apoyó en el Consejo Privado la visión de Lord Bartimos Celtigar de que Addam Velaryon y Ortigas no eran de fiar, debate que se abrió como consecuencia de las Traiciones de Ladera. La reina ordenó a Ser Luthor atrapar a Ser Addam en Pozo Dragón, pero este había sido avisado por Lord Corlys Velaryon y huyo a tiempo. Por ello, Ser Luthor detuvo a Lord Corlys en la Torre de la Mano y le acusó de traición.[7]

Cuando la reina Helaena murió surgieron rumores de que fue ser Luthor el causante de su muerte por orden de su reina. Sin embargo, en el momento de la muerte de Helaena Ser Luthor se encontraba cenando con tres centenares de capas doradas en los barracones de la Puerta de los Dioses.

Ser Luthor y cuatrocientos lanceros fueron necesarios para dispersar a los marineros que atacaron la Puerta del Río para regresar a sus navíos, durante los disturbios en la capital. A continuación irrumpió con quinientos hombres en la Plaza de los Zapateros para apresar al Pastor y dispersar a sus seguidores. Aunque solo deseaba atrapar al Pastor, pronto la situación se le fue de las manos; se dice que la primera persona que murió allí fue una niña que arrolló el caballo de Ser Luthor. Pronto estalló una batalla que se convirtió en una matanza. A Ser Luthor le arrancaron la espada, lo apuñalaron en el abdomen y lo mataron con adoquínes. Tan destrozada quedó su cabeza que únicamente pudieron identificar su cadaver por su altura.[8][9]

Citas

"Estas capas nos las dio Daemon, y no cambian; son doradas por los dos lados."[10]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.