Hielo y Fuego Wiki
Advertisement
Hielo y Fuego Wiki
Libros logo transparente
HOTD logo transparente


Lord Lyman Beesbury fue Señor de Sotomiel y Consejero de la Moneda del rey Viserys I Targaryen.

Historia[]

Primera temporada[]

Lord Lyman está presente en una reunión del Consejo Privado, en donde recuerda que se han hecho gastos significativos para reentrenar y reequipar a la Guardia de la Ciudad de Desembarco del Rey, tal como lo pidió el hermano del rey Daemon Targaryen. Le dice al rey Viserys I que debería hacer que el príncipe Daemon ocupe su lugar en el Consejo y provea a sus miembros de una evaluación sobre los progresos hechos. Cuando se menciona el Torneo del Heredero, Lyman propone que el torneo debe retrasarse por el costo y esperar hasta que nazca el hijo del rey. Lord Lyonel Strong responde que la mayor parte de la nobleza de Poniente ya está en camino a Desembarco del Rey . El rey Viserys luego afirma que el torneo durará más de media semana y antes de que termine, nacerá su hijo, por lo que no hay necesidad de demorar.

Lyman asiste a una reunión del Consejo Privado que analiza las acciones del hermano menor del rey Viserys, Daemon, con los capas doradas y los criminales de la capital. Está molesto por los insultos del príncipe hacia su propia esposa, Lady Rhea Royce, y por la mezquina discusión entre Daemon y la Mano del Rey, Ser Otto Hightower.

Lyman está presente en el Torneo del Heredero, sentado en el palco real. Apuesta cinco dragones de oro en la justa a que Daemon vence a Ser Gwayne Hightower, el hijo mayor de Ser Otto. Más tarde, Otto notifica a Lyman sobre la noticia del nacimiento del príncipe Baelon y la muerte de la reina Aemma.

Lyman forma parte del velatorio en el funeral de Aemma y Baelon.

Lyman Se haya en una reunión del Consejo Privado que debate la sucesión. Él permanece en silencio en todo momento.

De nuevo Lyman asiste a una reunión del Consejo Privado en la que se informa que Daemon realizó una fiesta de celebración en una casa de placer en la Calle de la Seda y se afirma que apodó a Baelon como el "Heredero por un día".

Lyman estuvo entre los nobles que hincaron la rodilla en la ceremonia de nombramiento de Rhaenyra como Princesa de Rocadragón y heredera del Trono de Hierro.[1]

Unos meses más tarde, Lyman asiste a una reunión del Consejo Privado que debate la sucesión del difunto comandante de la Guardia Real, el fallecido Ser Ryam Redwyne la cual es interrumpida por Lord Corlys Velaryon, quien quiere la ayuda de la Corona para librar a los Peldaños de Piedra de las fuerzas de la Triarquía lideradas por Craghas Drahar. Lyman señala que los Siete Reinos nunca han entrado en guerra abierta con las Ciudades Libres, y que hacerlo podría resultar en pérdidas incalculables.

Unos días después Consejo Privado es informado por un anciano guardián de dragones que el príncipe Daemon ha robado un huevo de dragón. Lyman reacciona con sorpresa al escuchar la intención de Daemon de colocar el huevo en la cuna de su hijo aún por nacer, con una prostituta.

Lyman asiste a una reunión del Consejo donde el rey Viserys anuncia, para sorpresa de todos los presentes, que tiene la intención de casarse con Lady Alicent Hightower.[2]

Años más tarde en otra reunión del Consejo, ser Otto informa de que el despechado Lord Corlys está planeando casar a su hija con el hijo del Señor del Mar de Braavos. Lord Beesbury tambien está en esta junta, aun sin decir nada, ni siquiera cuando Otto propone un casamiento por parte de la corona.[3]

Lyman asiste a la boda de la princesa Rhaenyra con Ser Leanor Velaryon. Lyman se sienta cerca del Gran Maestre Mellos. Como todos los demás, Lyman se pone en pie cuando la reina Alicent entra con un llamativo vestido verde. Lord Beesbury aplaude al rey Viserys, una vez que este termina su discurso.[4]

Diez años más tarde, Lyman aun vive, y sigue siendo Consejero de la Moneda. Más calvo y corto de entendederas, todavía sigue siendo un consejero efectivo, y además viste todo de negro para demostrar su lealtad a Rhaenyra. Lyman se encuentra en la reunión en la que se discuten una serie de eventos, como un nuevo conflicto entre las casas Bracken y Blackwood, y una segunda intervención en los Peldaños de Piedra, por parte de la Triarquía, ahora apoyada por Dorne.

Lyman se ve obligado a dar la razón a la reina Alicent de que no podían permitirse guarnecer los Peldaños de Piedra, a pesar de que tenían oro para ello. Cuando la reunión se da por concluida, inicialmente todos se van a ir, pero Rhaenyra los detiene, se disculpa con la reina ante todos, y le ofrece una alianza matrimonial entre sus hijos, Jacaerys y Helaena, además de un huevo de Syrax para Aemond. Lyman también es testigo de como Alicent avergüenza a Rhaenyra al señalar sus pechos, los cuales han manchado sus ropas de leche materna. Tras esto, la reunión se levanta.[5]

Años después, con el rey Viserys muy enfermo de lepra, y el Consejo Privado lleno de partidarios de la reina Alicent, Lyman aun mantiene su puesto. El Consejo cuestiona el reclamo del príncipe Lucerys al Trono de Marcaderiva, basándose en su edad y que ha sido criado lejos de Marea Alta (y ligeramente haciendo hincapié en el rumor de ilegitimidad). Beesbury recuerda que Lord Corlys deseaba ser sucedido por su nieto, pero Jasper Wylde sostiene que Velaryon nunca nombró a Lucerys su heredero oficial.

A la mañana siguiente, lord Lyman se encuentra en la sala del Trono de Hierro, el cual es ocupado por Ser Otto. Lyman es testigo de las alegaciones de Ser Vaemond Velaryon, hermano menor de Corlys y postulante al título de Señor de las Mareas. También presencia la entrada al salón del enfermo rey Viserys, inclinando la cabeza ante él. Lyman observa mientras el príncipe Daemon ayuda a su hermano a subir al Trono de Hierro, como el monarca ratifica la herencia de su nieto, la protesta de Ser Vaemond, y como este es decapitado por Daemon cuando insulta a los hijos de Rhaenyra y a la propia princesa de Rocadragón. Posteriormente es testigo de como el rey Viserys es llevado a otro lugar por el Gran Maestre Orwyle, y Ser Erryk Cargyll.[6]

A la noche siguiente, el Consejo Privado es convocado a una reunión de emergencia debido a un acontecimiento inesperado: el rey acaba de morir. Ser Otto anuncia que el último deseo de Viserys fue que su hijo Aegon fuese el sucesor, algo de lo que fue testigo la reina Alicent, solo para descubrir otra cosa; casi todos los miembros del consejo habían estado conspirando para sentar a Aegon en el trono, saltándose el testamento del rey, y ahora usarán esa presunta última voluntad para darse legitimidad. Mientras hablan de qué hacer con el tesoro real, y a qué aliados contactar, Lyman se queja, acusándolos de sustituir a la heredera elegida del rey por un impostor. Ser Tyland alega que el primogénito varón del rey no es un impostor. Cuando Lord Wylde recuerda que el rey ha cambiado de parecer, Lord Beesbury se pone en pie y alza la voz: fue consejero de la Moneda del predecesor de Viserys, sirvió al propio Viserys casi todo su reinado, le conocía mejor que nadie, y no podía creer que su última voluntad fuese modificar su testamento con ningún otro testigo que la madre del futuro rey. Tras esto, los denuncia a todos como traidores y mentirosos, e incluso llega a acusarlos de haber colaborado para deshacerse de Viserys, ya que Lyman no veía tan débil a Viserys como para morir tan de repente. Cuando declara que él no va a ser parte del complot, Ser Criston, que se había colocado sigilosamente detrás de él, lo agarra y lo obliga a sentarse, pero lo hace con tanta fuerza que Lyman se golpea en la sien con su esfera y muere al momento.[7]

Referencias[]

Esta página usa información de Game of Thrones Wiki en inglés. El contenido original se encuentra en Lyman Beesbury. Como Hielo y Fuego Wiki, todas las contribuciones están hechas bajo la licencia CC-BY-SA.

Advertisement