FANDOM



Lady Mysaria, apodada Miseria y el Gusano Blanco, fue una bailarina lysena y amante del príncipe Daemon Targaryen. Posteriormente, se convirtió en su Consejera de los Rumores.

Apariencia

Mysaria es descrita como una mujer notablemente pálida, lo que, junto con su reputación, le valió su apodo.[1] Durante sus años en la corte de Desembarco del Rey, Mysaria engordó.[2]

Historia

En 104 d.C. Mysaria pasó a ser una de las amantes favoritas del príncipe Daemon Targaryen cuando este tomó el mando de la Guardia de la Ciudad de Desembarco del Rey. Al año siguiente, el príncipe Daemon se entera que su hermano, el rey Viserys I Targaryen, ha designado como heredera a su hija, la princesa Rhaenyra y, enfurecido, parte a Rocadragón a lomos de su dragón Caraxes llevando a Mysaria con él. Allí, ella queda embarazada y el príncipe Daemon le presenta un huevo de dragón, para disgusto del rey; tras esto, el rey Viserys I le ordena a Daemon volver a Piedra de las Runas con su legítima esposa, Lady Rhea Royce. Mysaria vuelve a Lys, pero sufre un aborto durante el viaje cuando el barco queda atrapado en una tormenta. Al enterarse, el príncipe Daemon enfurece y endurece su oposición al rey.[3]

Mysaria regresa más tarde a Desembarco del Rey y se convierte en Consejera de los Rumores de Daemon. Posteriormente, tras la muerte del príncipe Lucerys Velaryon al comienzo de la Danza de los Dragones, contrata a los asesinos Sangre y Queso para que asesinen al príncipe Jaehaerys Targaryen.[4]

Se rumorea que el mismo día en que la reina Helaena Targaryen se arrojó desde su ventana del Torreón de Maegor, Lady Miseria le había contado la forma en la que su hijo Maelor fue asesinado.[5]

Lady Mysaria estaba junto a la reina Rhaenyra Targaryen durante las revueltas de Desembarco del Rey. Le informó de la llegada del anochecer, lo que hizo temblar a la reina.[6]

Cuando Rhaenyra partió hacia Rocadragon, Mysaria se quedó en la ciudad. Cuando Ser Perkin la Pulga tomó la Fortaleza Roja la atraparon al intentar huir. La desnudaron y la flagelaron por toda la ciudad, desde la Fortaleza Roja hasta la Puerta de los Dioses. Ser Perkin le prometió que si aun vivía al alcanzar la puerta, sería perdonada y dejada en libertad; sin embargo, Mysaria sólo recorrió la mitad del camino. Cuando murió sobre los adoquines de Desembarco del Rey, sólo conservaba medio palmo de su fina piel.[7]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.