Ser Robert Quince fue el castellano de Rocadragón durante la Danza de los Dragones.[1]

Apariencia y Carácter

Robert fue un hombre habilidoso, amable, viejo y obeso. Era un firme partidario de la reina Rhaenyra Targaryen.[2]

Historia

Antes de dirigirse a Desembarco del Rey para conquistar la ciudad y sentarse en el trono, Rhaenyra nombró a Ser Robert Quince castellano de Rocadragón, sin tener en cuenta a Ser Alfred Broome, máximo responsable de los caballeros en la isla. La decisión fue tomada de esta forma pues Ser Robert era mas amable.

Cuando Robert escuchó la noticia de que el dragón Fantasma Gris había sido asesinado por otro dragón, dedujo que el Caníbal fue el asesino. Los pescadores instaron a Robert a que mandase a los caballeros a la guarida del dragón, pero él se negó, sabiendo que si molestaban al Caníbal tendrían problemas. Prohibió la pesca en las aguas bajo la cara oriental de Montedragón, donde el cuerpo del dragón asesinado yacía pudriéndose.[3]

Aunque Robert era leal a la reina y su causa, algunos de los hombres bajo su mando no lo eran. Ser Alfred Broome ayudó al rey Aegon II Targaryen cuando llegó escondido a la isla. Lideró a los hombres que irrumpieron en las cámaras de Robert y lo mató, clavando una lanza en su enorme vientre pálido. El empuje fue dado con tal fuerza que la lanza salió del cuerpo de Robert a través de la cama de plumas y el colchón de paja, llegando al piso de abajo.

Cuando Rhaenyra y sus seguidores regresaron a la antigua fortaleza fueron escoltados hasta el cadáver carbonizado de Robert, que fue quemada más allá de todo reconocimiento y colgado de las almenas de la torre de entrada junto al mayordomo, el maestro de armas, y el capitán de los guardias. Sólo por el enorme tamaño del cadáver se pudo reconocer que era Robert.[4][5]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.