Sangre fue un asesino que vivió durante la Danza de los Dragones. Se desconoce su nombre real.[1]

Apariencia

Sangre es descrito como un espadachín enorme, corpulento y brutal.[2]

Historia

Sangre pasó parte de su vida en en Lecho de Pulgas. Fue sargento de la Guardia de la Ciudad de Desembarco del Rey, pero perdió su capa dorada tras matar a golpes a una prostituta en un ataque de ira durante una borrachera.

Tras la muerte del príncipe Lucerys Velaryon, Sangre y otro hombre conocido como Queso fueron contratados por un intermediario del príncipe Daemon Targaryen para matar a uno de los hijos de Aegon II.

Usando un pasaje secreto en la Fortaleza Roja, Queso guió a Sangre al corazón del castillo, pasando desapercibidos a los guardias. Los hombres subieron por dentro de las paredes hasta la habitación de la reina Alicent Hightower. Una vez dentro Queso ató y amordazó a la reina mientras Sangre mataba a su doncella. Luego esperaron a que la reina Helaena llegara con sus hijos para su visita habitual antes de dormir. Tras matar Sangre al Guardia Real que la protegía, los asesinos le obligaron a elegir a cuál de sus hijos matarían. Helaena nombró a regañadientes al más joven, Maelor, pero Sangre mató al príncipe Jaehaerys en su lugar, cortando la cabeza del niño de un solo golpe. Luego de esto, los asesinos huyeron con la cabeza del príncipe. Aunque se dio la voz de alarma, ambos consiguieron escapar.[3]

Fue capturado dos días después en la Puerta de los Dioses tratando de salir de la ciudad con la cabeza del príncipe, confesando que planeaba llevarla hasta Harrenhal para reclamar la recompensa del príncipe Daemon, y que había sido contratado por una prostituta apodada Miseria. Tras trece días estando bajo tortura falleció. Se dice que la reina Alicent ordenó a Lord Larys Strong descubrir su nombre real para bañarse en la sangre de su mujer e hijos.[4]

Citas

"Una esposa no es un hijo. Tiene que ser un muchacho." - Sangre a la reina Helaena[5]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.