FANDOM



Lord Selwyn Tarth, también conocido como el Lucero de la Tarde, es cabeza de la Casa Tarth y Señor de Castillo del Atardecer. Tiene una hija, Brienne Tarth, heredera de la Isla de Tarth.[1]

Carácter

Selwyn es descrito como un buen hombre.[2]

Historia

Brienne recuerda a Lord Selwyn teniendo una nueva mujer cada año. Tenía a su servicio un bardo durante todo el año, lo que le permitió a Brienne memorizar todas las canciones.[3]

Eventos Recientes

Choque de Reyes

Cuando Davos Seaworth fue enviado para reunir apoyo para la causa de Stannis Baratheon entre los señores de las Tierras de la Tormenta, Lord Selwyn accedió sólo a una reunión a medianoche en una cueva, lugar en el que le dijo a Davos que no se uniría a Stannis.[4]


Tormenta de Espadas

Al saber que Brienne había sido capturada por Lord Roose Bolton y la Compañía Audaz, quienes habían enviado un cuervo demandando un rescate, Lord Selwyn envía un cuervo de vuelta ofreciendo trecientos dragones de oro por la vida de Brienne y su vuelta a casa sana y salva. Vargo Hoat rechaza la oferta, creyendo que Lord Selwyn trataba de engañarlo y esconder sus zafiros.[5]

Familia

 
 
 
 
 
 
 
Selwyn
 
 
 
 
 
 
{Endrew}
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
{Galladon}
 
Brienne
 
{Arianne}
 
{Alysanne}
 
 
 


Citas

"Una hija. Se lo merecería, sí. Una hija que le cantara, que embelleciera su castillo y le diera nietos. También merece un hijo, un joven fuerte y galante que honre su nombre. Pero Galladon se ahogó cuando yo tenía cuatro años y él ocho, y Alysanne y Arianne murieron en la cuna. Soy el único vástago que le han dejado los dioses. El más monstruoso, el que no sirve ni como hijo ni como hija." - Brienne Tarth[6]


"Dicen que vuestro padre es buena persona. Si es así, lo compadezco. Algunos hombres reciben la bendición de tener hijos; otros, de tener hijas. Nadie merece una maldición como vos." - Randyll Tarly[7]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.