FANDOM



Lord Ulf, también conocido como Ulf el Blanco y Ulf el Piripi, fue el jinete del dragón Ala de Plata durante la Danza de los Dragones.[1]

Apariencia y Carácter

Ulf es descrito como un hombre de cabello blanquecino, conocido por su manera de beber.[2] No sabía leer ni escribir.[3]

Historia

Al comienzo de la guerra civil, el príncipe Jacaerys Velaryon hizo un llamado a todas las semillas de dragón, ofreciendo títulos y tierras a quien fuera capaz de convertirse en jinete de dragón y apoyar la causa de su madre. Un soldado conocido como Ulf el Blanco lo logró y se convirtió en el jinete del dragón Ala de Plata, que había sido montado por la reina Alysanne Targaryen.

Poco tiempo después de ser reconocido como jinete de Ala de Plata, ambos participaron en la Batalla del Gaznate, volando junto a otros dragones aliados contra los barcos de la Triarquía. Tras la batalla, Ulf y Hugh Martillo celebraron la matanza en una taberna de Rocadragón, donde aseguró que debían ser señores tras su victoria.[4]

Tras la caída de Desembarco del Rey en manos de los Negros, Ulf el Blanco y Hugh Martillo fueron nombrados caballeros y se les concedieron tierras en Marcaderiva. Tras la ejecución de los lores Stokeworth y Rosby, el príncipe Daemon Targaryen defendió casar a las hijas mayores de ambos señores con los dos jinetes de drgón, de forma que heredasen las tierras y se recompensase su valor en batalla. Sin embargo, Lord Corlys Velaryon se mostró contrario, argumentando que las tierras debían ser para los hijos varones de los señores, a lo que la reina Rhaenyra Targaryen se mostró de acuerdo, temiendo perder el apoyo de otros nobles.

Tiempo después, mientras debatían como concluir la guerra, el príncipe Daemon abogó por acabar con los Lannister y los Baratheon y entregar Bastión de Tormentas a Ulf el Blanco y Roca Casterly a Hugh Martillo, lo que horrorizó a Lord Corlys Velaryon, que defendió negociar una rendición pacífica. De nuevo, la reina Rhaenyra escogió la posición de su Mano de la Reina, pero asegurando que antes debía acabar con sus hermanos rebeldes.

Ulf y Hugh Martillo fueron enviados a Ladera para defender la ciudad del avance de las huestes de Lord Ormund Hightower y del príncipe Daeron Targaryen y su dragón Tessarion. Sin embargo, cuando llegaron al campo de batalla decidieron cambiar de bando. Se discute si su traición se debió a cobardía, temiendo enfrentarse a un gran ejército o a otro dragón rival, o por avaricia, ya que se mofaban continuamente de las tierra que les habían entregado y no olvidaban que la reina les había denegado grandes castillos de Poniente. Es posible que esperasen que el rey Aegon II Targaryen les recompensase por ayudarle a recuperar el trono, y puede que incluso Lord Larys Strong les hiciera promesas al respecto.

Los jinetes y sus dragones llenaron Ladera de llamas. El Gran Maestre Munkun llegó a escribir que había sido un Campo de Fuego en miniatura. Las Traiciones de Ladera sembraron la duda en la reina Rhaenyra, quien desconfió también de las otras semillas de dragón, Ser Addam Velaryon y Ortigas. Ordenó apresarlos, pero ambos escaparon, dejando a los Negros con cuatro dragones menos de su parte.

Tras la batalla, Ulf se entregó al vino y la carne. Violaba a tres doncellas cada noche y carbonizaba a quien se oponía a él. Aunque fue nombrado Señor de Puenteamargo por el príncipe Daeron, Ulf aspiraba a tomar como sede Altojardín, argumentando que los Tyrell no habían tomado bando en la guerra y se debían considerar traidores. Condicionó su apoyo al ataque de Desembarco del Rey por los Verdes a que se le entregase Altojardín.[5]

Los nobles del Dominio, cansados de las ambiciones de los Dos Traidores, se reunieron en la posada Los Abrojos Sangrientos para debatir que hacer con ellos. Los Abrojos, como se conoció al grupo, decidieron que debían asesinarlos, a lo que el príncipe Daeron se mostró totalmente de acuerdo. Sin embargo, antes de poder llevar a cabo sus planes, estalló la segunda batalla de Ladera. Durante toda la contienda Ulf permaneció en una posada que se había apropiado, El Tejón Putañero, durmiendo bajo una mesa a pesar de que sus hombres intentaron despertarlo.

Tras despertar y verse como único jinete de dragón restante, propuso tomar Desembarco del Rey y sentarse él en el Trono de Hierro. A la mañana siguiente Ser Hobert Hightower le convocó para planificar el ataque, pero en realidad su intención era envenenarlo. Ulf dudó de las intenciones del caballero tras notar su nerviosismo, pero Ser Hobert decidió beber el vino envenenado para convencer al traidor. Tras tomar tres copas, Ulf el Blanco empezó a bostezar y se quedo dormido, para no volver a despertar jamás. Ser Hobert corrió su mismo destino.[6][7][8]

Citas

"Martillo ha muerto y vuestro joven también.Tan solo os quedo yo." - Ulf a Lord Unwin Peake tras la Segunda batalla de Ladera[9]
"Marchamos, tal como deseabais. Tomad la ciudad, que yo tomaré el maldito trono, ¿qué os parece?"[10]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.