FANDOM



Ser Willam, más conocido como Willam la Avispa, fue un hermano juramentado de la Guardia Real del rey Jaehaerys I Targaryen.[1]

Historia

Ser Willam fue una espada juramentada de la Casa Smallwood de Torreón Bellota.

En 49 d.C. el joven rey Jaehaerys I Targaryen todavía tenía cinco puestos vacantes en la Guardia Real. En la boda de su madre Alyssa Velaryon y Lord Rogar Baratheon, se decidió llenar las vacantes restantes con una competición con armas, ya que caballeros de todo Poniente habían asistido a la boda. Jaehaerys I estuvo de acuerdo, pero con una condición, los caballeros debían luchar a pie, no en justas, pues los enemigos rara vez atacan a un rey a caballo.

Los salvajes y sangrientos duelos que se sucedieron serían conocidos como la Guerra por las Capas Blancas, con cientos de caballeros compitiendo por el honor de servir en la Guardia Real. Ser Willam la Avispa fue uno de los cinco campeones y recibió su capa blanca.[2]

Cuando la princesa Alysanne Targaryen descubrió los planes de compromiso matrimonial que pretendían con ella, informó a Jaehaerys I, quien actuó de inmediato y le ordenó a Ser Gyles Morrigen, el Lord Comandante de la Guardia Real, que viajara discretamente a Rocadragón con el resto de las capas blancas. Jaehaerys I y Alysanne volaron más tarde a la isla. Allí, Willam y la Guardia Real fueron testigos del casamiento de Jaehaerys I y Alysanne. Ser Willam y sus hermanos juramentados desafiaron a la Mano del Rey Rogar Baratheon formando un muro frente a su rey y reina, informándole a Rogar que sería el primero en morir si sus hombres atacaban al monarca.[3]

Durante la minoría de edad de Jaehaerys I en Rocadragón, Ser Willam y sus hermanos juramentados se enfrentaron con su joven rey, quien pasaba cada mañana hasta el mediodía en el patio del castillo entrenando con la espada, el escudo y cualquier otra arma.[4]

Cuando llegaron los rumores a Desembarco del Rey de que Balerion había sido avistado en las colinas cercanas a Pentos, Jaehaerys I envió a una docena de hombres al mando de Ser Willam para investigar. Un guía que decía saber dónde estaba la bestia, se ofreció a acompañar a Ser Willam y el resto de la partida a la guarida de los dragones. En realidad, unos bandidos habían estado difundiendo rumores sobre el paradero del dragón. Ser Willam y sus hombres fueron conducidos a una trampa por el guía, y el Guardia Real fue el último de su grupo en morir. Un agente de Rego Draz logró recuperar la cabeza del capa blanca, confirmando la muerte de Ser Willam.[5]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.